Un nuevo Arzobispo para Navarra

En las últimas horas de mi ministerio como Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, redacto esta nota para anunciaros una buena noticia. El Papa ha aceptado mi renuncia y os envía un nuevo Obispo con el nombramiento de D. Francisco Pérez González, hasta ahora Arzobispo Castrense, como Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela. La toma de posesión será hacia finales de septiembre. Mientras tanto seguiré yo al frente de las Diócesis como Administrador Apostólico.

Desde el primer momento, las instituciones y comunidades de nuestras Diócesis, los católicos de Navarra entera damos la bienvenida a nuestro nuevo Arzobispo y Obispo, damos gracias a Dios por este don de su providencia para bien de todos nosotros, y pedimos al Señor su asistencia y ayuda para él, deseándole un ministerio largo y fecundo y una feliz estancia entre nosotros.

D. Francisco es un hombre diligente y bondadoso, ha dado muestras de ser un Obispo cercano, despierto, rebosante de amor cristiano y de iniciativas apostólicas. Estoy seguro de poder ofrecerle la mejor acogida en nombre de todos y de garantizarle que encontrará entre nosotros la ayuda, la colaboración y el afecto que todos necesitamos para vivir en paz y trabajar con eficacia.

Las parroquias, las comunidades religiosas, personas y asociaciones cristianas, pedimos desde hoy al Señor, a la Virgen María y a nuestros Patronos, San Fermín, San Francisco Javier, San Agustín y Santa Ana, que le ayuden, que le asistan interiormente, para que pueda servir con eficacia a la Iglesia en Navarra y al bien espiritual de los navarros, de modo que Cristo sea conocido, adorado y aceptado cada día más y mejor en nuestra tierra para gloria de Dios y bien de todos.

Pamplona, 31 de julio de 2007, fiesta de San Ignacio de Loyola

+ Fernando Sebastián Aguilar,

Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela