Mons

Entrevista a Mons. Fernando Sebastián

mons(Periodista digital) Fernando Sebastián (José Manuel Vidal).- Lleva todo el día colgado de sus dos teléfonos, el fijo y el móvil. Para contestar a cientos de felicitaciones. Siempre campechano, Fernando Sebastián, cardenal electo, nos atiende con amabilidad. Todavía emocionado, considera la birreta “un reconocimiento” y cree que Francisco tiene “el don de la comunicación que llega al corazón”, al tiempo que asegura que “nos ha traído la alegría del Concilio”

 Monseñor, enhorabuena ¿Qué sintió cuando le comunicaron la noticia?

Gracias. Mucha emoción y muchísimo gradecimiento.

De todas las felicitaciones que ha recibido a lo largo de la mañana, ¿cuál ha sido la que más le ha agradado?

La verdad es que estoy teniendo muchísimas llamadas en el teléfono. Y otras muchas que no he podido atender. Lo que me está emocionando es la cantidad de gente que me llama de todas partes felicitándome y alegrándose. Yo me alegro también con todo ellos, y pido a Dios que sea para bien de todos.

¿El premio a toda una vida?

Bueno, sí, pero yo pienso que hay muchas otras vidas de otros muchos clérigos que merecerían esto y más.

¿Puede decirse también que es un premio a la moderación, al equilibrio que ha sabido usted imprimir a su ejercicio pastoral y a la Iglesia española?

No lo sé, eso lo tendrán que decir los demás. Yo he tratado de trabajar y de servir lo mejor que he podido, y ya está. No he hecho otros cálculos, porque sé que lo que al final cuenta es el juicio de Dios, y por eso trabajo siempre con la vista puesta en su voluntad. Eso es lo importante. Pero, dentro de eso, sí que es un reconocimiento que te da consuelo, alegría y mucha gratitud.

¿Le dedica la birreta a alguien en especial? ¿A su gente de Pamplona?

Al propio Papa que me la ha dado.

¿Le hace ilusión ser un hombre “de Francisco”?

Me hace ilusión ser un hombre de la Iglesia. Eso ha sido para mí toda la vida una norma y un orgullo. Ha sido el Papa Francisco el que me ha dado el acercamiento al corazón y al servicio de la Iglesia, pero yo siempre seré de la Iglesia. He visto muchos papas y han sido todos muy grandes, y han aportado mucho de su vida y de su espíritu. Así nos vamos enriqueciendo continuamente.

¿Qué tiene de especial este Papa?

Creo que la sencillez, y un don especial de comunicación, de llegar al corazón, de veracidad en sus palabras y en sus gestos.

¿Se puede decir que vuelve la primavera conciliar?

Ciertamente, creo que este Papa, por su estilo, nos ha traído la alegría del Concilio.

¿Cómo podemos ayudar al Papa a llevar a cabo la renovación de la Iglesia?

Convirtiéndonos. La Iglesia que el Papa quiere renovar somos nosotros. Así que tenemos que dar un paso al frente y responder lo mejor que podamos.