Presentación de Escuelas de la Palabra

En 2011, como fruto de la Jornada Mundial de la Juventud, he querido poner en marcha las ‘Escuelas de la Palabra’, una iniciativa que pretende impulsar la evangelización y crecimiento cristiano de los jóvenes. La Jornada Mundial de la Juventud de 2011 fue un momento gracia para todos nosotros. Los días vividos en Madrid junto al Santo Padre y miles de jóvenes de todo el mundo fueron ocasión de auténtico encuentro con Cristo Resucitado, experiencia gozosa de comunión eclesial e impulso decidido para dar testimonio de la fe en medio de nuestro mundo. Estamos viviendo momentos muy delicados desde el punto de vista social y económico, también en lo que se refiere a los valor es, y a la vivencia de la fe cristiana. Pienso en tantos de vosotros, jóvenes que deseáis una transformación radical de las estructuras que os parecen injustas en la sociedad.

Con la ayuda del Evangelio y de las Bienaventuranzas sentís, con razón, que es muy difícil ser feliz viendo a tantas personas, muchas de ellas jóvenes como vosotros, sin las mínimas oportunidades vitales y sin esperanza. Os duele ver despilfarro que existe junto a tanta pobreza, ya aquí, entre nosotros, quizás en vuestra misma familia. Sin duda alguna, en muchos momentos deseáis colaborar en el alumbramiento de una sociedad verdadera, justa, libre y próspera, donde cada persona, joven o mayor, pueda disfrutar del don de la vida, del respeto y del apoyo de los demás, donde los más débiles, los que están esperando a nacer, los ancianos, los enfermos, no sean percibid os como una carga, sino que gocen de una justa acogida y de una verdadera protección. ¡Gracias por vivir o querer vivir esas hermosas convicciones!

Al mismo tiempo sois conscientes de que vivimos en medio de un torbellino que puede hacer- las desaparecer de vuestro corazón. Por eso os digo , ponedlas y vividlas a la luz de la persona y del amor de Jesucristo, de su Palabra y de la llamada que Él os hace. ¡Nadie os ama como Él! ¡Nadie como Él os va a ayudar a descubrir el contenido profundo de esos deseos e in tuiciones tan nobles! ¡Nadie como Él las va a salvaguardar de la corrupción y del desaliento! ¡Nadie como Él purificará y renovará vuestro corazón! Sin acoger la iniciativa de Jesús, y la sin conversión interior a Dios no son posibles estructuras nuevas y humanas.

Por eso el Papa ha invitado a los jóvenes del Líbano y del Próximo Oriente, que viven tan cerca el horror de la violencia y la guerra: “Tratad de seguir de corazón y con generosidad a Cristo, que nos ha redimido por amor y entregado su vida por todos nosotros. Descubriréis una alegría y una plenitud inimaginable. Responder a la llamada que Cristo dirige a cada uno: éste es el secreto de la verdadera paz.” (15de septiembre de 2012) Estas palabras también son para todos nosotros. Jesús os ha puesto en la Iglesia, en medio de la Iglesia, para que os encontréis con Él y con su Palabra. Estas Escuelas de la Palabra son un camino más para vivir este acerca- miento al Evangelio para todas nuestras comunidades . Agradecemos al Señor este don y lo ponemos en marcha para que resulte de provecho para todos jóvenes y mayores.

Más información

? Las Escuelas de la Palabra son una propuesta para jóvenes que quieren conocer y vivir mejor nuestra fe, el seguimiento de Jesucristo y de su Evangelio. Son un ámbito para ponerse a la escucha de Jesús, Palabra viva de Dios, profundizando en el conocimiento de nuestra fe, meditando la Palabra de Dios, orando juntos, en la comunión de la Iglesia y comprometiéndonos al ser vicio de los hermanos.  Las Escuelas de la Palabra no son una nueva asociación o movimiento, sino un método que se ofrece a todas las parroquias y demás comunidades para acompañar a los jóvenes en su camino cristiano.

Página web de las Escuelas de la Palabra