Día De La Iglesia Diocesana

“SOMOS UNA GRAN FAMILIA CONTIGO”

El próximo 11 de noviembre celebramos el “Día de la Iglesia Diocesana“, bajo el lema “Somos una gran familia CONTIGO”. Una llamada al compromiso, a no sentirnos excluidos de las responsabilidades de nuestra familia diocesana. Se trata de una jornada en la que se nos invita a orar y a colaborar económicamente para ayudar al sostenimiento de la Iglesia Diocesana con el deseo de que pueda servir mejor y más adecuadamente en todos los campos en los que trabaja en favor de la sociedad.

Nos toca vivir en un mundo tecnificado y frío, en donde, muchas veces, es difícil experimentar unas relaciones humanas cálidas. Para muchos es en la Iglesia donde encontramos el calor humano que nos ha traído la presencia de Dios en nuestro mundo. La Iglesia es la gran familia de los hijos de Dios, el lugar en donde se realiza esa comunión de amor que encuentra su fuente última precisamente en Dios mismo. Una familia que se construye con el sí de cada uno. Contigo acompañamos en el aprendizaje del amor de Dios a nuestros hermanos, en la iniciación cristiana de los más pequeños y en la formación permanente de los adultos. Contigo celebramos la presencia de Cristo en nuestras vidas y la esperanza a la que nos llama. Contigo servimos a las personas, especialmente a los más pobres, marginados, necesitados, para lograr prosperidad en educación, salud y trabajo, de acuerdo con la dignidad de toda persona.

Nuestra Iglesia, cada uno de nosotros, procura el bien de todos, comenzando por los más necesitados y teniendo una particular atención a los parados, a los ancianos, a los enfermos y a quienes viven solos. Igualmente queremos esforzarnos en el anuncio de la alegría del Evangelio para compartirla con quienes no la conocen todavía. Queremos acompañar con los sacramentos y las celebraciones los momentos importantes de cada familia y cada cristiano, desde el nacimiento hasta el ocaso de la vida. Queremos fortalecer y ayudar a madurar la fe en comunidad y con un compromiso consecuente. Queremos ofrecer a cada familia, en especial a niños y jóvenes, el horizonte de un mundo mejor anunciado en las bienaventuranzas del Evangelio de Jesucristo. Queremos “una Iglesia familia de familias”, como ha recordado en numerosas ocasiones el Papa Francisco, en donde las puertas estén permanente abiertas para acoger. Queremos continuar ampliando esta gran familia que somos contigo. Continuemos haciéndolo como piedras vivas que edifican la Iglesia y tejen lazos con estilo cercano, agradable, familiar. Lo conseguiremos apoyando la riqueza que supone para la sociedad promover los valores cristianos que defienden a la persona humana y la sitúen en el centro, por encima de cualquier otro interés, especialmente cuando éste es deshumanizador.

Dentro de la Iglesia, caminando unos junto a otros, alentados por la misma esperanza, y viviendo el mismo amor, recibimos la fuerza para vivir serena, gozosa y fraternalmente.

Os animo vivamente a que colaboréis para que nuestra Iglesia de Pamplona y Tudela pueda cumplir fielmente su misión de hacer presente el amor de Dios a todos los hombres y mujeres de nuestro mundo. Gracias, de corazón, por vuestra entrega personal en los múltiples servicios de la Iglesia y vuestra generosa contribución económica.

Con mi afecto y bendición,

+Francisco Pérez González
Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela