Queridos sacerdotes,diáconos, consagrados, fieles cristianos y hombres y mujeres de buena voluntad. Os invitamos a rezar y de modo especial en estos momentos cruciales y muy difíciles. Para vivirlo en comunión y unidad más estrecha, deseamos que el próximo viernes, día 20 de marzo tengamos UNA HORA DE ORACIÓN (desde las 17’00 horas a las 18’00 horas). Lo podemos hacer los consagrados y contemplativos ante Jesús Eucaristía en la Capilla; los sacerdotes y diáconos en la parroquia, con un pequeño grupo de fieles, ante el Sagrario. El resto de fieles y las familias rezando el Santo Rosario ante una imagen de la Virgen y los que se encuentren solos en casa y los que estén enfermos ofreciendo sus dolores y pidiendo la intercesión de la Virgen Maria. De este modo haremos caso al Señor que nos dice: “Lo que pidáis en mi nombre eso haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré” (Jn 14, 13). El Señor también nos dice: “Ánimo, soy yo, no tengáis miedo” (Mc 45, 50).

+ Francisco
Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela
+ Juan Antonio
Obispo Auxiliar de Pamplona y Tudela