Mensaje del Arzobispo de Pamplona a los sacerdotes diocesanos

El Señor nos dice que “no tengamos miedo” puesto que Él está en medio de nosotros. Ahora bien ante esta situación hemos de poner todos los medios necesarios que los técnicos de la salud nos indican y las autoridades del Gobierno nos imponen por el bien de todos.

Aumentemos nuestra oración y muchos ratos ante Jesús Eucaristía y no dejemos de celebrar la Eucaristía cada día según las indicaciones que os expuse en el Decreto. Atendamos lo mejor posible a los enfermos y a los que se encuentren solos (bien por cercanía presencial -y con las precauciones sanitarias-llevándoles la Sagrada Comunión o bien por teléfono, animando y alentando). Lo mismo, queridos sacerdotes, a quienes nos pidan el sacramento de la penitencia. Nuestros feligreses aunque no puedan asistir a la Parroquia, esperan a través de nosotros y con los Medios de Comunicación (TV, Medios digitales, meditaciones en vídeo o audio…) que estamos a su lado. Ahora más que nunca esperan nuestra cercanía y caridad efectiva y afectiva. ¡Ánimo queridos sacerdotes, diáconos y consagrados y los que sois mayores ofreced vuestras limitaciones como oblación por la santificación del Pueblo de Dios! Con nuestra oración y bendición.

+Francisco
Arzobispo de Pamplona/Tudela
y
+ Juan Antonio
Obispo Auxiliar de Pamplona/Tudela