Celebrado el acto de juramento de los nuevos Jueces Diocesanos del Tribunal Eclesiástico de Pamplona

jueces-diocesanosEl Palacio Arzobispal de Pamplona acogió el pasado martes, 10 de noviembre, el acto público de juramento y fidelidad de los nuevos Jueces Diocesanos del Tribunal Eclesiástico de Pamplona. Al acto, celebrado en el salón del trono, acudieron familiares y amigos de los nuevos jueces, sacerdotes, vicarios, miembros de la curia diocesana y el Decano de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad de Navarra.
El acto dio comienzo con la oración de Mons. Francisco Pérez. A continuación, Aurelio Zuza, Canciller Secretario General de la diócesis, dio lectura al decreto de los nombramientos de los nuevos Jueces Diocesanos del Tribunal Eclesiástico, que sustituirán a los anteriores. Los cuatro nuevos jueces son José Luis Morrás-Etayo, César Magaña Felipe, Daniel Cenalmor Palanca y José Bernal Pascual. Además, Alejandro Lizarraga fue renovado en su cargo.
José Luis Morrás, en representación de todos los jueces, hizo la procesión de fe. Después, cada uno, individualmente, juró su cargo ante el Arzobispo y la Palabra de Dios.
Tras el acto de juramento, el vicario judicial, Carlos Esteban Ayerra, intervino para explicar la misión de la vicaría judicial. Durante su intervención señaló que “la Curia de justicia es un auténtico signo de corresponsabilidad”. Explicó que en nombre del Obispo, los jueces realizan una de las funciones más delicadas y como consecuencia más graves en su ministerio pastoral como es la administración de justicia y, generalmente, sobre algo tan delicado y trascendental como la validez o nulidad de un matrimonio en el que van implicadas la felicidad de tantas personas y su misma situación dentro de la Iglesia. “El trabajo cotidiano de los jueces y ministros de la Vicaría Judicial de nuestra Archidiócesis metropolitana, se dirige principalmente a buscar la “verdad del matrimonio” que el Papa señala en sus discursos a la Rota Romana” señaló Ayerra.
Finalmente, Mons. Francisco Pérez agradeció la entrega, el trabajo y la disponibilidad de los nuevos Jueces Diocesanos y dio su bendición.
Antes de concluir el acto, don Francisco anunció públicamente el nombramiento de José Luis Morrás-Etayo como Delegado Episcopal para las Relaciones con las Instituciones y se le entregó su nuevo nombramiento.