La Hermandad de la Pasión trasladó el paso del Cristo Alzado a la Catedral

Un año más, el pasado 17 de febrero, coincidiendo con el Miércoles de Ceniza, la Hermandad de la Pasión del Señor de Pamplona efectuó el traslado del paso del Cristo Alzado. El traslado tuvo lugar desde la residencia de la Hermandad, en la calle Dormitalería, hasta la Catedral de Santa María la Real, recorriendo las calles Dormitalería, Bajada de Javier, Estafeta, Mercaderes y Curia.
Éste fue el primer acto del tiempo de Cuaresma y Semana Santa que la Hermandad de la Pasión llevó a cabo. El paso se traslada a la catedral con la finalidad de que el Cristo Alzado esté presente en los tradicionales Via Crucis que durante los sábados 27 de febrero, 6, 13 y 27 de marzo, se celebran en la Catedral.
Durante el traslado estuvo presente la junta de gobierno. Así mismo, el paso fue escoltado por los soldados romanos y los hachones y estuvo acompañado por la banda de tambores. Numerosas personas se congregaron en las calles para ver pasar, en un silencio absoluto al Cristo Alzado.
Una vez que el paso llegó a la Catedral y fue recibido por el Cabildo Catedralicio, se celebró una Eucaristía y se impuso la ceniza a todos los asistentes.