Conversión cristiana y evangelización, en el Simposio de Teología de la Universidad de Navarra

Más de 300 especialistas participaron desde el día 14 hasta el día 16 de abril, en el XXXI Simposio de Teología de la Universidad de Navarra, en el que se abordó el tema “Conversión cristiana y evangelización”.
Jutta Burggraf, profesora del centro académico y presidenta de esta edición, señaló que el mensaje cristiano siempre resulta “actual y fascinante: hay un Dios que ama a cada persona y nos quiere felices ahora y eternamente. Quien cree esto es más capaz de relativizar las dificultades del día a día”.
Al mismo tiempo, destacó que “la fidelidad al Evangelio exige cambios en la vida de los cristianos porque hoy no vivimos como hace 50 ó 500 años”. Y es que, “un cristiano se encuentra, en lo hondo de su ser, unido a su tiempo”.
Según la presidenta del encuentro, por conversión podemos entender “aquel giro radical en la vida de una persona tras su encuentro con Jesucristo”. Asimismo, precisó que una persona creyente “cuenta con resortes para superar las decepciones y el dolor. Pues, poner la confianza en Dios supone recuperar, con el tiempo, la confianza en los demás y la seguridad y serenidad en su actuación”.
También habló sobre el trabajo que pueden desempeñar hoy los cristianos en el mundo y puntualizó cómo “han de ser testigos del amor y misericordia de Dios. Esto implica pedir perdón, reparar injusticias y empezar de nuevo”.
Por otra parte, el profesor de Anatomía y Embriología Giménez Amaya habló sobre la experiencia religiosa desde la neurociencia. Desde el punto de vista neurobiológico, “se ve que la experiencia religiosa es capaz de poner en concierto redes neuronales corticales muy complejas”, y que “involucran de forma sintética regiones cerebrales perceptivas, cognitivas y emocionales”, indicó. Giménez Amaya explicó además cómo los estudios de neuroimagen “sólo ilustran un aspecto parcial de los procesos biológicos que nos suceden, y no explican con todo detalle la riqueza perceptiva, cognitiva y emocional que supone la actividad que tiene una persona en su experiencia religiosa”.
En estas jornadas, que se prolongaron hasta el día 16, intervinieron expertos procedentes de Italia, España, Francia, Filipinas, Alemania, Brasil, Holanda o México. Entre ellos, Paola Binetti, diputada en el Parlamento Italiano y profesora de la Università Campus Bio-Medico di Roma; el profesor Massimo Introvigne, director del Centro Studi sulle Nuove Religioni (Turín. Italia); o Mons. Adolfo Gónzález Montes, obispo de Almería.