Pascua del Enfermo en los Hospitales

Un año más, con motivo de la Pascua del enfermo, convocada por la Conferencia Episcopal Española, los hospitales navarros se vistieron de fiesta. El acto central de este sentido homenaje a todos los enfermos, acompañantes y agentes sanitarios fue la celebración de la Santa Misa en la Capilla del Hospital de Navarra, presidida por nuestro Arzobispo, don Francisco Pérez. Concelebraron un nutrido grupo de sacerdotes, todos ellos capellanes de distintos centros hospitalarios. Asistieron a la Eucaristía la consejera de Sanidad del Gobierno Foral, María Kutz, así como los directores del Hospital de Navarra, Hospital Virgen del Camino, y representantes de la Clínica Ubarmin y de la Residencia Padre Menni. También estuvieron presentes los presidentes del Colegio Navarro de Médicos y del Colegio de Enfermería. La Eucaristía de la tarde estuvo presidida por el vicario episcopal para la Cuenca de Pamplona, don Juan Carlos Elizalde.
Después de la homilía de nuestro arzobispo, centrada en el lema de la Campaña, “Dar vida, sembrar esperanza”, y salpicada con algunas emotivas vivencias personales, tuvo lugar el acto más singular de la ceremonia: la administración del sacramento de la Unción de Enfermos. Treinta fieles de avanzada edad, algunos de ellos pacientes del Hospital de Navarra, recibieron con alegría y devoción, de manos de don Francisco, la gracia de este sacramento, conscientes de que “Cristo no es médico al estilo de mundo. Para curarnos, Él no permanece fuera del sufrimiento padecido; lo alivia viniendo a habitar en quien está afectado por la enfermedad, para llevarla consigo y vivirla junto con el enfermo”, palabras pronunciadas por Benedicto XVI en Lourdes 2008 y que el vicario episcopal evocó.
En nombre de los Hospitales María Kutz, obsequió con un pequeño detalle a los que recibieron este Sacramento. La Dirección de ambos hospitales tuvo el detalle de preparar un menú especial con una tarjeta de felicitación.Dos corales amenizaron los cantos de la Misa. Por la mañana la de Orkoien y por la tarde la de la parroquia de San Francisco Javier. Una y otra nos brindaron al final de la cada Eucaristía brillantes conciertos.
El grupo de Voluntarios del Hospital de Navarra colaboraron en estos actos visitando a los enfermos de dicho hospital, obsequiándoles una flor de primavera.
También, don Francisco Pérez y Juan Carlos Elizalde aprovecharon la visita para saludar a algunos sacerdotes ingresados. J. I. Martín Badules