El “pañuelico rojo” a Caritas de Marcilla

El pasado 23 de agosto, en los prolegómenos del “Comenzón” de las fiestas de san Bartolomé, el alcalde de Marcilla, Jose María Abárzuza, impuso el pañuelito rojo al párroco de la localidad, Blas Irañeta, en representación del grupo de Caritas. Fue un acto sencillo, con la presencia de la corporación, los voluntarios de Caritas y sus familiares, y publico en general.
Abrió el acto el alcalde recordando el sentido de la concesión del pañuelito. “Se concede a entidades o personas que en el pueblo desarrollan una labor fundamental. Cuando la crisis aprieta, hay  grupos que luchan para que a nadie falte lo mas básico”. Tras reconocer y agradecer el buen hacer de Caritas en el pueblo señaló que “su trabajo es indispensable, mas ahora que las cosas están difíciles”.
Blas Irañeta, tras agradecer el reconocimiento del pueblo con la concesión del pañuelo, afirmó que aunque era él quien lo recibía los verdaderos protagonistas eran los voluntarios. “Trabajan mucho y lo hacen bien, con dedicación ejemplar, están en buena edad, muy unidos entre ellos y motivados, en colaboración con los servicios sociales, con cabeza” señaló. “De vez en cuando necesitamos oír que lo hacemos bien, porque las críticas por ayudas reales o supuestas a determinados colectivos a veces son duras y nos pueden llegar a desanimar. Saber que el pueblo, nos lo reconoce es una garantía de que vamos por el buen camino y un acicate para continuar. Aunque, de todos modos, con pañuelito o sin él, seguiríamos haciéndolo igualmente” recordó el párroco.
Finalmente, dijo que al final se trata una tarea colectiva en la que está involucrada mucha gente además de los voluntarios: el ayuntamiento y la brigada, los padres Agustinos, empresas alimenticias locales, voluntarios para tareas puntuales, los feligreses generosos en las colectas, todo el pueblo que colabora con la ropa y alimentos en las campañas. “Sin la colaboración de muchos no sería posible este servicio. Muchas gracias a todos”.
El acto, transmitido en directo por COPE Peralta y el Canal de televisión Telemarcilla, concluyó con un piscolabis compartido por los presentes.