Canonización de la fundadora de las Jesuitinas

El pasado 17 de octubre tuvo lugar en Roma la canonización de la Madre Cándida María de Jesús, fundadora de las Hijas de Jesús. Esta congregación lleva 100 años en Navarra, primero en el colegio de Pitillas y desde 1962 en Pamplona, Barrio de la Chantrea.
Juana Josefa Cipitria y Barriola nació en Berrospe, Andoain, el día 31 de mayo de 1845 en el seno de una familia humilde. El 8 de diciembre de 1871, fundó en Salamanca la Congregación de las Hijas de Jesús (Jesuitinas), para la educación católica de los pueblos. Murió el 9 de agosto de 1912, después de una vida que había sido, en sus palabras, toda para Dios.
Los días previos a la canonización las Jesuitinas celebraron en Pamplona, el día 14, una jornada de reflexión con vigilia de oración, que se celebró en la parroquia de Santiago. El día 15 un numeroso grupo de fieles viajaron a Roma para participar al día siguiente en la Vigilia de Oración y el día 17 en los actos de canonización. Finalmente, el día 18 tuvo lugar en la Basílica de San Juan de Letrán una Eucaristía de Acción de Gracias, presidida por Mons. Luis Ladaria.

El Logotipo
Con motivo de la canonización de la Madre Cándida, se ha creado un logotipo cuyo lema es En Jesús todo lo tenemos. Éste es un lema que expresa la centralidad de Jesús en la vida de la Madre Fundadora y en la espiritualidad de la orden.

Las hijas de Jesús y Navarra
La primera aparición de la Madre Cándida en Navarra fue merced a la intercesión de Don José Cadena y Eleta, que fue Obispo de Vitoria. Este eclesiástico era natural de la Villa navarra de Pitillas y trabajó para que las Hijas de Jesús se instalaran en su villa natal. El proyecto se gestó el año 1907. Después de los correspondientes trámites, en Septiembre de 1908 comenzaron las obras de lo que sería el Colegio de las Hijas de Jesús de Pitillas, erigido con el apoyo económico del citado Sr. Obispo. En Septiembre de 1909 se elige superiora del colegio la Madre Dolores Urteaga. El Colegio fue inaugurado el 24 de Septiembre por el Obispo de Pamplona Don José López Mendoza y por el obispo pitillés Don José Cadena, junto a la Madre Cándida. Este colegio fue la última fundación personal de Madre Cándida, comenzando su actividad docente el 8 de Noviembre de 1909. La escasez de alumnado, y los nuevos tiempos, llevaron a la Congregación a trasladarse a Pamplona. Inicialmente se pensó en un solar del ensanche, frente al colegio Jesuitas, pero el obispo de la diócesis solicitó a la Congregación que se instalaran en el naciente barrio de la Chantrea. Los primeros tiempos conocieron un pequeño chalet, donde se inició la labor educativa y apostólica, hasta que se decidió adquirir los terrenos de la Avenida de Corella para construir el nuevo colegio. o