Celebración de S. Francisco Javier

El pasado 3 de diciembre, Mons Francisco Pérez asistió a Javier para celebrar la eucaristía en honor a San Francisco Javier, donde tuvo lugar la imposición de cruces a los misioneros navarros.
En la localidad de Javier, tuvo lugar el pasado 3 de diciembre la fiesta en honor a San Francisco Javier. A pesar de que la nieve, numerosos navarros asistieron a la Misa celebrada a primera hora de la mañana en la Basílica de Javier junto con el gobierno foral y, posteriormente en el Auditorio Juan de Jaso , presididas las dos por Mons Francisco Pérez..

A las nueve de la mañana diversas autoridades civiles y eclesiales llegaron a Javier para honrar juntos al santo navarro. Le brindaron homenaje con una eucaristía en la Basílica de Javier.

A continuación, a las doce de la mañana, en el auditorio Juan de Jaso, Mons Francisco Pérez presidió una misa en la que asistieron muchos fieles laicos y misioneros navarros. Al finalizar, el Sr Arzobispo impuso las cruces a los misioneros de Navarra y España que partían hacia la misión. Seguidamente, hubo un concierto en homenaje a todos los misioneros, a cargo de la coral de Valtierra. Por último, todos los misioneros junto con Don Francisco tuvieron una comida fraternal en el Hotel Xabier.

No hay que olvidar, que san Francisco Javier también es patrón de los pelotaris. Por ese motivo, cuarenta pelotaris procedentes de Navarra y Guipúzcoa no quisieron perderse este acto.

En la homilía , el Sr Arzobispo habló sobre la importancia de promover, con esperanza, la Nueva Evangelización y a la vez, animó a salir, después de una cuidada preparación, como misioneros a otros países “Toda la Iglesia de Navarra ha de estar siempre abierta a la misión de gentes o misión universal; dar gratis al mundo lo que hemos recibido de Dios como pura gracia”
De un modo especial, Don Francisco quiso dirigirse a los jóvenes, en tantos que se preparan para la Jornada Mundial de la Juventud con el mejor empeño “Quiero pedirles que vivan la alegría de ser cristianos, que, como nos ha dicho el Papa en Barcelona, experimenten que Dios es “amigo del hombre”, y contribuyan a que todos los hombres seamos “amigos de Dios”. Que los jóvenes crezcan en los grandes ideales que transforman a la persona y a la humanidad, sean hermanos universales y cooperen en la misión universal de la Iglesia”. Además añadió unas palabras del Papa para la Jornada Mundial de la Juventud en donde decía que “Cristo no es un bien sólo para nosotros mismos, sino que es el bien más precioso que tenemos que compartir con los demás. En la era de la globalización, sed testigos de la esperanza cristiana en el mundo entero: son muchos los que desean recibir esta esperanza”. Nuestra mirada, como la de Dios, ha de ser universal.

Además, mencionó a san Francisco Javier como un modelo a seguir por todos los misioneros, “ surcó los mares y entregó su vida para que muchos tuvieran la certeza que Dios les amaba. Siguiendo los pasos del Maestro exclamó como San Pablo: “No tengo más remedio y ¡ay de mi si no anuncio el evangelio!” (Co 9, 16)”
Su espíritu navarro le hacía ser emprendedor no como se lo había planteado antes de su conversión sino desde el servicio al hombre dando su propia vida. Toda la Iglesia le reconoce como el gran patrón de las misiones

Por último, Don Francisco resaltó que quien canta las alabanzas del Señor se hace merecedor del reino que no tiene fin. Además dijo que “a medida que el ser humano suplanta o intenta suplantar a Dios, pierde la vocación a la que ha sido llamado. Somos hijos de Dios y de ahí se deduce que somos creados, amados y salvados del pecado por el Hijo de Dios: Jesucristo.”