Charla de Mercedes Palet a los agentes de Pastoral Familiar

Alrededor de doscientas personas, entre Agentes de Pastoral Familiar, padres y niños se congregaron el pasado sábado 27 de noviembre en el Seminario Diocesano de Pamplona.
La Jornada llevaba por título: «La urgente misión educadora de la familia, Iglesia doméstica». Al igual que el año pasado la persona que realiza las ponencias es Mercedes Palet, natural de Tarrasa, casada, actualmente vive en Suiza donde trabaja como psicóloga, psicoterapeuta, experta en temas de familia. Muchas fueron las ideas que Mercedes nos fue exponiendo a los asistentes a lo largo del día. Comenzó por explicar el deber y la obligación de los padres, de educar cristianamente a los hijos y cómo esto es por institución divina, porque Dios lo quiere así. Nuestra familia es Iglesia doméstica, en ella transmitimos la vida y transmitimos la fe. La misión educadora de la familia tiene como fin hacer de nuestros hijos verdaderos hijos de Dios, a través de la sencillez y cotidianeidad de la vida de cada día. Así cada familia es una célula de la iglesia universal que está contenida en cada hogar. Pero para esto, las familias necesitamos de la Iglesia Universal sobre todo de sus Pastores y de los Sacramentos, así como la Iglesia Universal necesita de la fecundidad de la familia para realizar su misión que es la de llevar la salvación de Cristo a todos. En las siguientes charlas fue exponiendo cómo la adquisición de las virtudes morales, que están al servicio de la gracia imprescindible para la santidad de nuestros hijos, son necesarias para educar a los niños, y así fue explicando varias virtudes. Habló de la fortaleza, de la castidad, de la necesidad de preservar la inocencia de los niños, de la gratitud, magnanimidad, y cómo se lleva a cabo en concreto en cada niño o adolescente poniendo ejemplos concretos y prácticos.Al final de la mañana todos juntos asistimos a la Santa Misa. En un ambiente de alegría, muchos nos quedamos a comer. Por la tarde, seguimos con las charlas, mientras los niños veían una película.