Fustiñana cantó al niño Jesús por las calles de la localidad

Como ya es tradición en los días de Navidad el Coro parroquial acompañados por el párroco y la imagen del Niño Jesús, salieron a llevar un poquito de alegría a los ancianos y enfermos que no pueden salir de sus casas.
La presencia de la imagen del Niño Jesús y el canto de los villancicos llevaron la alegría de la Navidad a estas personas y a sus familias. Una costumbre que, según manifiesta Fátima Catalán, directora del Coro Parroquial, “se lleva haciendo desde hace más de 40 años y es una satisfacción muy grande ver la emoción y la alegría de las personas a las que visitamos”.
La comitiva partió a las 4 de la tarde del domingo 26 y, durante cuatro horas, fueron realizando estas visitas a más de 30 personas de todas las edades, aunque la mayoría eran ancianos, que pudieron tener la imagen del Niño Jesús en sus brazos, darle un beso y escuchar y -algunos- hasta cantar un villancico. De parte de la Parroquia todos recibieron un pequeño obsequio “Evagelio 2011”. S.J.