Nota de los obispos de Navarra y el País Vasco sobre el comunicado de ETA

Tras haber conocido la declaración efectuada por ETA, manifestamos nuestro anhelo y esperanza de paz, y reiteramos la exigencia moral de su disolución definitiva e incondicional. Pedimos al pueblo cristiano que intensifique en estos momentos su oración, invocando a Cristo como príncipe de la paz, y a María como consuelo de los afligidos y de todos cuantos sufren a causa de la violencia.

+ Francisco, Arzobispo de Pamplona y Tudela
+ Miguel, Obispo de Vitoria
+ José Ignacio, Obispo de San Sebastián
+ Mario, Obispo de Bilbao