Presentación del libro “Por Él” en Ermitagaña

Bajo el título “Por Él”, se presentó el jueves 16 de diciembre, en una sala de la parroquia de Ermitagaña, un libro de oración escrito por Ángeles Cabido. El libro es un compilación de pensamientos fruto de la oración de su autora. En esta obra la autora desnuda su alma para ayudarnos a llegar más lejos en nuestra amistad con Dios. Puntos como el 123. Si supiésemos realmente lo que significa comulgar, ¿nos atreveríamos?, 211. Me regalaron la vida para que la regale, 242. Dios lo ha dado todo sin medida. La medida la ponemos nosotros en función de lo que queremos recibir; o el 353. Hay muchos tullidos en el camino y Tú quieres ir a curarlos. ¿Me necesitas? Aquí estoy, sírvete de mí; desprenden amor a la Eucaristía y deseos de servir a Dios sirviendo a los demás.

A pesar de su juventud, la autora es capaz de llegar a lo más profundo del alma humana y hacernos reflexionar mirando a Dios, además de cuestionarnos sobre nuestra propia vida y nuestra capacidad de entrega, como nos pide el evangelio. Una obra no apta para cobardes o gente incapaz de comprometerse con sus semejantes. Sin pretenderlo, Ángeles, consigue que nos cuestionemos nuestra propia vida y salgamos al encuentro del otro. Un libro para llevar a la oración y meditar despacio, punto por punto, según las necesidades y el momento en el que cada cual se encuentre. Forma parte de una trilogía: “Con Él”, “Por Él” y “En Él”, que ojalá vea la luz pronto.

A pesar de su humildad, Ángeles, no escatimó en sonrisas y dedicó el libro a todas las personas que lo solicitaron. En la presentación estuvo acompañada en la mesa presidencial por D. Sergio Álava, Párroco de Ermitaña, D. Juan Carlos Elizalde, Vicario de la Zona de Pamplona, su cuenta y zona pirenaica y José María Domench, Editor del libro; y por sus padres y muchos amigos que acudieron a escucharla. El libro cuesta 10 euros, puede adquirirse en la parroquia de Ermitagaña y en las librerías Diocesana, San Pablo y Universitaria. La recaudación íntegra de su venta irá dirigida a sufragar los gastos de las obras de la parroquia de La Sagrada Familia, que forma una unidad parroquial con Santa María de Ermitagaña.