A Javier, desde San Javier (Murcia)

El pasado 1 de febrero, Vicente Sánchez Lumbreras, maestro de profesión, actualmente jubilado y procedente del municipio de San Javier de Murcia, partió hacia Javier de Navarra con el único propósito de hacer la Javierada. Son más de 800 kilómetros de distancia lo que nos separa entre una comunidad y otra, pero este valiente aventurero como san Francisco Javier, ha decidido caminar para encontrar o mejor dicho para reencontrarse a sí mismo, a pesar de su enfermedad.
Vicente Sánchez Lumbreras, natural de cáceres, tiene 3 hijos y lleva más de un mes caminando hacia el Castillo de Javier. Está prejubilado porque el 20 de enero de 2000 le detectaron una enfermedad “estando de excursión con mis alumnos caí de un tobogán fracturándome 12 vertebras quedando las 5 lumbares aplastadas en más de un 25 % y el coxis desplazado hacia adelante. Estuve 3 días en coma y luego con un corsé de aluminio bastantes meses. A partir de entonces empezó mi calvario, pues desarrollé fibromialgia, hipertensión, diabetes, colon irritable, depresión, la columna para rectificar los daños torció suposición hasta las cervicales quedando afectadas 17 vertebras y el canal medular en distintos grados y alguna cosa más que prefiero no recordar”.
Durante esta travesía ha ido acompañado de un carro donde porta todo su equipaje. Vicente viaja en solitario, aunque siempre acompañado de su ordenador, donde va relatando el transcurso de sus días a sus amigos y concediendo entrevistas en radio u otros servicios de comunicación. Él dice que el camino a Javier es un peregrinar para descubrir y reencontrarse uno mismo y puntualiza que es un honor viajar hasta la tierra donde nació el Santo Apóstol del Oriente.

Los días, según relata, han sido duros y largos . Por ejemplo, durante su etapa en Teruel nos cuenta que “ha sido el más duro, porque nevó, granizó, llovió, hizo mucho frío y sobre todo muchísimo viento del norte en contra. Con esto tuve que acortar la etapa de 25 a 18 km y añadirselos al dia siguiente”. Además, aprovecha todas sus paradas para hacer turismo y visitar los rincones por donde sale la imagen de Javier. A sus amigos navarros les escribía a mitad de camino diciendo “Los de San Javier y los navarricos que sepan que ya me tienen a mitad de camino. Por cierto, hoy en la iglesia de San Pedro que está conectada con el mausoleo de los amantes de Teruel, he visto una estatua dedicada a San Francisco Javier en una de las capillas en lugar destacado”.

¿Por qué un hombre sale en solitario a Javier recorriendo más de 800 kilómetros?
Desde que vivo en San Javier me interese por la vida de este Santo, aunque ya había visitado antes en varias ocasiones el castillo así como la comarca. Este año, me enteré que se cumplían los 175 años de creación del Ayuntamiento de San Javier de Murcia y los 27 de hermanamiento con Xabier de Navarra. Un hermanamiento además activo, pues en otros casos se hacen los actos y luego se olvidan; pero entre nuestros pueblos este hermanamiento se renueva cada año.

De esta forma me planteé como reto personal, “unir las dos poblaciones hermanas a pie” y posteriormente participar en las javieradas del día 6 y del día 12. Y ya estoy apuntado con dos grupos parroquiales de Pamplona que las realizan. Como curiosidad voy con un carrito de bebé para no llevar peso en la espalda. Salí el 1 de febrero con la idea de llegar a Xabier el 3 de marzo y estoy a punto de cumplir mis objetivos e incluso creo que lo conseguiré con un día de antelación.

Un hombre activo a pesar de su enfermedad
Vicente nos cuenta que al principio de su enfermedad no podía ni moverse. Aun y todo consiguió remontar gracias a un balneario. Al tiempo se apuntó en el club de senderismo de Murcia realizando marchas suaver y más tarde al club de senderismo nacidos para andar. ”Entonces me planteé que igual que había hecho en 1971 el camino en bici con 4 amigos desde Burdeos a Santiago, ¿por qué no intentarlo ahora a pie?. Se me ocurrió hacerlo desde Cabo de Palos hasta Santiago y luego a Muxía y Cabo Finisterre de abril a junio de 2010, un total de 1550 km en solitario” I.G.L.