Reunión plenaria del Consejo de Presbiterio

El pasado día 24, tuvo lugar en el seminario de Pamplona una nueva reunión de la plenaria del Consejo de Presbiterio de las Diócesis de Pamplona-Tudela.
El pasado lunes tuvo lugar en el seminario de Pamplona una nueva reunión de la plenaria del Consejo de Presbiterio de las Diócesis de Pamplona-Tudela. La reunión comenzó con el saludo de Mons. Francisco Pérez, quien agradeció a los consejeros su colaboración y su ayuda. En sus palabras de apertura, el arzobispo dio cuenta de la visita pastoral que está cursando a las parroquias de la Ribera de Navarra. También recordó la reunión de los catequistas en Javier, el pasado fin de semana y alentó a los sacerdotes a atender a los catequistas, también utilizando los documentos de la Iglesia, como la reciente Verbum Domini. Finalizó recordando a los sacerdotes fallecidos.

La reunión comenzó con la exposición de Ángel Iriarte, delegado episcopal de Cáritas, sobre la situación de esta institución de la Iglesia, “en este cuarto año de la crisis económica”. Entre 2008 y 2010 se aumentó en un 375% la ayuda económica directa a personas necesitadas, especialmente destinada a la vivienda y alimentación. Datos dolorosos que señaló el Delegado de Cáritas, fue que cada vez son más las personas que vuelven a situación de necesidad, después de años de estar integrados y trabajando. Durante 2010 se atendieron sólo en la central de Cáritas a 8.500 personas, sin contar todas aquellas personas que se atienden directamente desde las parroquias. En este sentido señaló la importancia que están teniendo las parroquias, sin las cuales la situación sería de desastre total. Las cáritas parroquiales están jugando un papel fundamental, por el número de grupos que existen y también por su presencia en todo el territorio, bien a través de grupos propios o bien, a través directamente de la parroquia. Además de la crisis se sigue manteniendo toda la labor que se estaba haciendo con anterioridad: una residencia de hombres, una de mujeres, una de familias con menores a su cargo, un centro ocupacional de hombres y dos de mujeres, un centro de Día, el programa de emigración, de empleo, de vivienda, tres pisos de acogida en Pamplona y otro más en Tudela, programas de acogida en Pamplona y Tudela, así como otras aportaciones que se hacen a las Iglesias del tercer mundo, etc. El valor añadido de Cáritas en el presente y en el futuro es el acompañar en su globalidad a cada persona que se acerca.

El edificio del Seminario
Javier Aizpún, vicario de Economía, expuso la situación del edificio del Seminario y la denuncia del contrato suscrito con Amma en la residencia Argaray. La denuncia se debe al incumplimiento de la cláusula de confianza que establecía la obligada comunicación en el cambio de accionariado de la empresa arrendataria del edificio del Seminario. En la reunión se informó del deseo de facilitar un nuevo convenio que permita el funcionamiento futuro de la residencia Argaray, así como el hecho de que el edificio del Seminario es compatible con un posible desarrollo de un colegio diocesano en el mismo lugar.