Cientos de navarros en la beatificación de Juan Pablo II

Cientos de navarros, junto con Mons. Francisco Pérez, acudieron el pasado 1 de mayo a la Beatificación de Juan Pablo II en Roma. De esta manera, los navarros presentes representaron a nuestra comunidad, transmitiendo al Papa nuestro apoyo incondicional y agradeciéndole su ejemplo de vida, sus obras y sus viajes realizados por el mundo, en especial, en el año 1982 cuando vino a visitarnos a Javier, cuna misional de Navarra.
Unos 400 navarros no se quisieron perder la Beatificación de Juan Pablo II en Roma, celebrada en la plaza de San Pedro de El Vaticano. Para muchos jóvenes, Juan Pablo II ha sido el único Pontíce que han conocido durante muchos años. Sin embargo, los más mayores han tenido ocasión de conocer varios Pontífices. La vida de Juan Pablo II fue un ejemplo de vida para todo cristiano y sobre todo,  transmitió esperanza, ilusión y ganas de vivir por Cristo y su Iglesia. Juan Pablo II desempeñó un papel clave en la caída del comunismo y fue el Papa que más ha viajado por el mundo, transmitiendo la verdad del Evangelio. Entre los asistentes a la beatificación, estuvo Mons. Francisco Pérez, que tras emprender un viaje con la Diócesis a Tiera Santa, viajó a Roma para venerar la figura de Juan Pablo II en su Beatificación. Además de los que fueron a título personal, fue un grupo de la Universidad de Navarra, que asistió durante esos días a unas jornadas donde analizaban la figura de Juan Pablo II, unos 55 jóvenes de la parroquia Ermitagaña de Pamplona y Pastoral Universitaria, junto con su párroco Juan Carlos Elizalde, la Asociación ADI, con numerosos jóvenes de edades comprendidas entre los 13 y los 18 años. Además, acudieron medio centenar de escolares y padres de los colegios Miravalles y Redín de Pamplona.