Rosario por la vida

50 indignados por el aborto, convocados por Alerta Navarra y la delegación de Familia de la Diócesis, se concentraron el pasado 28 de octubre frente a la puerta de la clínica abortiva de Ansoáin.

Poco más de medio centenar de personas se congregaron el pasado 28 de octubre frente a la puerta de la Clínica abortiva de Ansoáin a las ocho de la tarde. Ésta fue la primera concentración pública contra el centro abortivo de Ansoáin tras su apertura el pasado 1 de octubre.

El acto consistió en el rezo de un Rosario por la vida. La cabecera la formaba una pancarta en la que se podía leer “Embrión igual a vida, ¡déjalo nacer!”. Esta concentración “Por la vida” fue la primera de las concentraciones que tendrán lugar los últimos viernes de cada mes, con el fin de pedir la clausura de la primera clínica abortiva de Navarra.

Los jóvenes de Alerta Navarra coinciden con la Delegación de la Familia en que ya que la labor humana que pueden hacer para intentar la clausura de la clínica es muy escasa, debido al amparo que el aborto tiene dentro de la ley, deben intentar el milagro. Inciden además en el hecho de que el rosario sirva para rezar por las almas de las víctimas inocentes y también por sus familias.