Fiesta de San Francisco Javier en Navarra

La diócesis de Pamplona y Tudela celebró en Javier la fiesta de San Francisco Javier, patrón de Navarra y de las Misiones, con una Eucaristía en la que se hizo la entrega de los crucifijos a los misioneros y un concierto homenaje por los misioneros del mundo.

El pasado 3 de diciembre se celebró en Javier la fiesta del patrón de Navarra. El acto comenzó con la celebración de la Eucaristía presidida por el Señor Arzobispo Mons. Francisco Pérez y a la que asistió, como es tradicional, el Gobierno Foral. En la homilía, don Francisco animó a que todos los navarros tengan “un corazón grande como Javier, un corazón universal donde caben el pequeño y el grande, un corazón santo donde el gobierno es servicio al súbdito”.

A las doce se celebró en el Auditorio Juan de Jaso de Javier la Fiesta de San Francisco Javier que comenzó con una Eucaristía presidida por don Francisco Pérez, acompañado de varios sacerdotes y misioneros y animada por el delegado de Misiones José María Aícua. En ella, don Francisco agradeció la labor de los misioneros navarros en el mundo y nos recordó que todos los cristianos somos corresponsables de la acción evangelizadora de la Iglesia universal. Animó a mantener vivo el espíritu de Javier en nuestros corazones y a estar abiertos a la “llamada” para ser nuevos misioneros. La celebración culminó con la veneración de la Reliquia del Santo. Y Como ya es tradicional en medio de la celebración se hizo la entrega de los crucifijos a los misioneros que partirán este año de España a todo el mundo.

Tras la misa tuvo lugar el concierto-homenaje por los misioneros del mundo. La Coral y Banda de Olite fue la encargada de dicho concierto. Los homenajeados este año fueron: los misioneros Juan José Morondo, Adelina Gurpegui y Camino Arraiza, Eduarda Goicoechea como madre misionera y a los PP. Javerianos; que recibieron de don Francisco, un díptico de San Francisco Javier y el Cristo de la sonrisa junto con la credencial del homenaje.