VIAJEA1

Acogida de Olite en la nueva salida del proyecto Viaje a Narnia

La delegación diocesana de Enseñanza realizó otra salida de su “Viaje a Narnia”, con una excursión a Olite en la que participaron más de 150 chavales.

Más de 150 niños y niñas participaron el pasado 29 de enero una nueva aventura del proyecto “Viaje a Narnia” que lleva a cabo la delegación diocesana de Enseñaza. En esta ocasión fueron a la localidad de Olite en donde recrearon las aventuras del libro de C.S. Lewis “Las Crónicas de Narnia. La Silla de Plata”.

Por la mañana los “jóvenes narnianos realizaron una gran yinkana por Olite, en donde, mediante unas pistas, tenían que encontrar a un Príncipe que se había perdido. Divididos por grupos fueron recorriendo las calles para responder a las distintas pistas y señales que les habían dado, de esta forma pudieron conocer un poco más esta preciosa localidad navarra. Al finalizar la mañana todos se reunieron en la Iglesia de Santa María en donde tuvieron un rato de oración y confesiones. Para reponer fuerzas con la comida acudieron al frontón municipal y así se resguardaron algo de las bajas temperaturas.

Ya por la tarde, divididos otra vez por grupos, unos visitaron el Palacio Real de Olite, otros jugaron a “jinetes y caballos”, y un tercer grupo recreaba una de las batallas de Narnia. Cada grupo se fue turnando para hacer cada una de estas tres actividades. Terminadas éstas, de nuevo en la Iglesia de Santa María, todos pudieron participar de la Eucaristía oficiada por el delegado de Enseñanza Abel Arrieta, quien explicó a los niños las semejanzas de las historias de Narnia con el Evangelio, ya que ésta fue la intención del autor de los libros C.S. Lewis. La jornada concluyó con una “gran batalla final”. Todos fueron emplazados a la próxima salida que será el 29 de abril al nacedero del Urederra.

Los niños y niñas participantes eran alumnos de Religión de las localidades de Bera, Puente la Reina, Orkoien, Beriáin, Garralda, Mendillorri, Cáseda, Corella, Cintruénigo y Fitero, y de los colegios Griseras de Tudela y de las Dominicas y Nuestra Señora del Huerto, de Pamplona.