Cadreita

Visita Pastoral a la Villa de Cadreita

 

El Sr. Arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela realizó su visita pastoral a la villa de Cadreita durante los días 16, 17 y 18 de marzo. Se inició a las diez de la mañana con la recepción por parte del párroco de la localidad Carmelo Galdeano, agustino, quien preparó junto con los feligreses tan esperado acontecimiento.

A las once de la mañana y acompañados por la alcaldesa de la localidad, Berta Pejenaute, visitaron el colegio público de infantil y primaria. Hubo tiempo para charlar con profesores y niños y hasta para recibir una serie de interesantes preguntas que le formularon los alumnos. La mayoría conocieron en ese momento a un Arzobispo en persona y tenían gran interés por conocer sus respuestas. El diálogo fue motivo de anécdotas que el mismo Don Francisco relataría posteriormente. A las 12:30 la alcaldesa le mostró el ayuntamiento y le explicó el funcionamiento de los organismos públicos de la localidad. Don Francisco quedó muy agradecido a las autoridades que se mostraron muy atentas desde su llegada hasta su partida. Tras reponer fuerzas se reinició la actividad pastoral visitando varias empresas conserveras de Cadreita. Las dos fábricas proporcionan puestos de trabajo y forman la actividad empresarial más reseñable del pueblo. A continuación, y siempre acompañado por nuestro párroco, inició la visita a los enfermos que se reanudaría en cada uno de los tres días. A las 18:30 tuvo lugar en la iglesia el Vía Crucis y la Eucaristía acompañados por el coro de la localidad. A las 19:30 tuvo lugar el encuentro con los adoradores nocturnos que mantienen en buen número dicha actividad.

El sábado comenzó con un bonito encuentro en el centro Cívico con las asociaciones del pueblo. El Sr. Arzobispo charló de modo ameno con la Apyma, la asociación de jubilados, la asociación de jóvenes del pueblo, de mujeres y de todas aquellas agrupaciones que componen la vida cultural y deportiva de Cadreita. D. Francisco dirigió un mensaje de ánimo y señaló aspectos tan importantes como la familia, trasmisora de valores, de la unión para compartir ilusiones y gozo en la vida cotidiana que fueron recogidos durante dos horas con entusiasmo. Aún hubo tiempo para visitar algunos enfermos antes de la comida. Y tras el refrigerio fue sorprendido por una sobremesa improvisada con guitarristas locales que le obsequiaron con canciones populares. Continuó la visita a los enfermos y ancianos a quienes D. Francisco trasmitía su mensaje de ánimo, esperanza y cariño. Estamos seguros de que él también recibía con júbilo cada sonrisa y muestra de satisfacción en las miradas de los mayores. También quiso D. Francisco tener unas palabras con los dos grupos mayoritarios de inmigrantes de la localidad. Conversaron de su situación, de sus costumbres y necesidades. A las 19’00 se produjo uno de los actos centrales al confirmar su fe el grupo de jóvenes de Cadreita. Fue una ceremonia cercana, profunda y llena de un mensaje de religiosidad y fe que los jóvenes y sus familias recibieron gozosos en su corazón. D. Carmelo se mostraba orgulloso con la labor de los catequistas del pueblo a quienes también D. Francisco agradeció personalmente su labor e hizo subir al altar para posteriormente reunirlos en un pequeño encuentro en la casa parroquial.

El tercer día, domingo, se inició con la visita a enfermos y ancianos para continuar a las doce con la eucaristía que habitualmente en Cadreita tiene como protagonistas a los niños. Los niños ocupan los bancos delanteros y cantan sus canciones infantiles manifestando así su participación en la actividad eclesial del pueblo. También para ellos hubo palabras muy cercanas. Explicó los símbolos de sus hábitos y más tarde rodearon a nuestro Arzobispo quien se dejó fotografiar rodeado de los sonrientes e inquietos protagonistas. Antes de la despedida de la iglesia D. Francisco mostró los libros parroquiales tan perfectamente llevados al día así como los diversos registros de la población que nuestro párroco mantiene actualizados y preparados. Por la tarde, y por petición expresa de nuestro Arzobispo se llevó a acabo en el cementerio del pueblo un responso por los difuntos, dando así por finalizada la visita.

Desde el pueblo de Cadreita queremos mostrar nuestro agradecimiento a D. Francisco quien en todo momento se mostró muy cercano, amable y afectuoso con todos. Su visita supone un gran apoyo para nuestra localidad y fortalece nuestra fe. Así mismo a nuestro párroco don Carmelo quien tanto hace por Cadreita a todos los niveles y que en esta visita se mostró fiel compañero y servidor, pero sobre todo, perfecto intermediario entre los feligreses y nuestro Pastor. Muchas gracias Don Francisco y hasta siempre. J. N.