Ultreya diocesana de Cursillos de Cristiandad

Dentro del año jubilar por el centenario de la parroquia San Juan Bautista de Obanos, Cursillos de Cristiandad celebró en esa parroquia el pasado sábado 20 de Octubre una Ultreya Diocesana

Tras una amena acogida con aperitivo incluido, los asistentes pasamos a la parroquia, en la que, además de la Virgen de Arnotegui, que será coronada el próximo día 28, nos acompañaban una veintena de imágenes de la Virgen venidas de distintas poblaciones para el citado acontecimiento. En este marco tan entrañable, nuestra Presidenta, Amparo Goñi, dio la bienvenida a los asistentes y presentó a José Pacheco Vera, Secretario del Secretariado Nacional de Cursillos de Cristiandad, que impartió una charla sobre la “Urgencia de la Nueva evangelización”, recordándonos que sobre esta urgencia ya habló el Papa Juan Pablo II el año 1983, en su viaje a Haití.

Pacheco nos dijo que tenemos que ponernos en el Plan de Dios, y no poner a Dios en nuestros planes, como ocurre en muchas ocasiones. Que hemos recibido el encargo del anuncio de la Nueva noticia, pero que nos acobardamos, nos da miedo el ambiente, el respeto humano…, que existen muchos peligros, pero el mayor peligro es el que la sal se vuelva sosa. Tras destacar los escenarios a evangelizar contenidos en los Lineamenta, nos animó a que tomemos la palabra y enseñemos el designio de Dios sin miedo y sin acobardarnos, y que el método de una nueva evangelización es el testimonio y la irradiación de la fe, la esperanza y la caridad. Los cristianos no estamos en el mundo como turistas, sino como anunciadores del Reino de Dios. Para todo esto el testigo debe tener una vida de oración, ya que de lo contrario se dicen tonterías., Además, el testimonio debe ser comunitario.

Tras la charla de José Pacheco se dieron unos testimonios, destacando los de cursillistas veteranos como Mª Paz Miqueléiz y Ramón Arbeloa que nos dijeron cómo intentan vivir su compromiso cristiano día a día, tras sus Cursillos.

A continuación nuestro Obispo Auxiliar y Vicario General, D. Juan Antonio Aznarez Cobo, nos impartió una charla sobre la Carta Apostólica del Papa Benedicto XVI, “Porta Fidei”. Tras una introducción recordándonos cómo Pablo y Bernabé viviendo en comunidad son sugeridos por el Espíritu para evangelizar otros lugares, se ponen en camino para tal misión, y una vez cumplida, vuelven a su comunidad para contar todo cuanto Dios había hecho por medio de ellos, y cómo Dios había abierto a los gentiles la Puerta de la Fe. Nos dijo que nosotros estamos llamados a colaborar con Dios como San Juan Bautista, anunciando la venida del Señor, la obra de Dios, y que la puerta de la fe está siempre abierta. Que sin el anuncio de la palabra no hay nada y que la palabra es imprescindible. La fe es vida y es el encuentro con Dios en la amistad y el trato con el Hijo de Dios, y que la Iglesia, nosotros miembros de la misma, debemos ponernos en camino para rescatar a los hombres que ha perdido el rumbo y llevarlos a Dios.

D. Juan Antonio pasó a continuación a exponer lo más importante de cada uno de los puntos de la Porta Fidei y nos dio unas pistas concretas para ser unos buenos testigos, como son el alimentarse cada día de la Palabra de Dios e invocar al Espíritu Santo; Prepararnos para el encuentro con Cristo por medio de la Eucaristía y redescubrir la alegría de creer que es la fe. Por último nos dijo que el mundo necesita hoy de testigos, iluminadores por la Palabra de Dios.

Tras la comida en la que nos acompañó D. Juan Antonio, se celebró la Eucaristía presidida por nuestro Consiliario y Párroco de Obanos, además de Buztinchuri, D. Cesar Magaña Felipe, dando por concluida esta jornada de Ultreya Diocesana. J.Ch.