MIGRANTES

Santa Vicenta María acoge a los inmigrantes

El pasado domingo, 20 de enero, la parroquia de Santa Vicenta María de Pamplona celebró la Jornada Mundial de las Migraciones de un modo especial. Valentín Eguílaz, parroco de dicha iglesia, celebró una Eucaristía, a las 12:30 horas, en la que intervinieron varios inmigrantes, que leyeron las lecturas, participaron en la oración de los fieles, presentaron las ofrendas (un mapamundi, unas sandalias, la Biblia, el pan y el vino), etc.

Al término de la celebración, una joven moldava, Alina Chedric, leyó unas palabras de agradecimiento por la acogida que recibió al llegar a Pamplona. Expuso el sufrimiento que supone dejar el país y la familia y explicó las peripecias de un largo viaje en el que el idioma es un gran impedimento. Subrayó que nunca perdió la esperanza y la confianza en Dios, ya que nunca abandona a sus hijos y les ampara siempre. Afirmó que “con fe y con Jesús al lado, nada es imposible”. También recordó que todos somos hijos del mismo Padre y por tanto no existen diferencias por ser de un país o de otro.

Tras la Misa, los asistentes pudieron disfrutar, en los salones parroquiales, de diferentes platos típicos de sus países. Según Valentín Eguílaz, “fue una bonita fiesta en la que el grupo de Cáritas parroquial tuvo un papel animador”. Muchos de los asistentes expresaron su deseo de volver a juntarse para conocerse mejor y apoyarse en todo, especialmente en la vivencia de la fe.