Proceso De Canonización

El arzobispo de Pamplona abre la causa de canonización de Laura Busca Otaegui, madre y farmacéutica

Proceso de Canonización

Palabras de Mons. Francisco Pérez en la apertura del proceso de canonización de la sierva de Dios, Laura Busca Otaegui Pinchar aqui

Ver fotografías Pinchar aqui

El arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez González, presidió la apertura de la causa de canonización de la sierva de Dios Laura Busca Otaegui, madre de familia, farmacéutica e investigadora, de la que ha destacado su “caridad con todos” y “una gran afición al estudio y a la lectura”.

Con este acto, celebrado en la sacristía de la catedral de Pamplona y al que han asistido unas 150 personas, continúa la fase instructora diocesana que comenzó el 12 de septiembre de 2012, cuando el arzobispo de Pamplona concedió el decreto de fama de santidad y favores de la sierva de Dios.

Laura Busca (Zumárraga, 1913-Pamplona, 2000) fue esposa del también siervo de Dios Eduardo Ortiz de Landázuri, prestigioso médico de la Clínica Universitaria de Navarra, y, como ella, fiel de la prelatura del Opus Dei.

“Ella ha seguido la senda abierta por el fundador del Opus Dei y ha buscado la santidad en las actividades sencillas y ordinarias de un cristiano, como madre y esposa”, ha señalado monseñor Pérez. Además, ante los hijos, nietos y amigos de Laura Busca, el arzobispo ha insistido, con palabras del Papa Francisco, en la necesidad de ejemplos de santidad en la vida matrimonial.

En este sentido, el Vicario del Opus Dei en España, monseñor Ramón Herrando, ha señalado que la vida de Laura Busca es “un fiel reflejo de lo que quería san Josemaría: que hubiera muchas gentes que en la vida ordinaria se santificaran” y ha indicado que la canonización de esposos, “hasta ahora poco habitual”, va a convertirse en algo “mucho más frecuente”.

Laura Busca estudió en Zumárraga, Vergara y Valladolid, y se licenció en Farmacia en la Universidad Central de Madrid en 1935. Ese año conoció a Eduardo Ortiz de Landázuri, con quien contrajo matrimonio en 1941 en el santuario viejo de la Virgen de Arantzazu (Oñati) y con el que tuvo siete hijos.

El Postulador de la Causa, el historiador Constantino Anchel, ha indicado que Laura Busca “era una mujer magnánima y comprensiva, con una vida caracterizada por una extraordinaria generosidad en la entrega a su marido y a sus hijos, así como a otras muchas personas”. También ha asegurado que Laura “construyó con su marido un hogar luminoso y alegre” y que su vida “contribuirá a la meditación del matrimonio como camino de santidad”.