MÁRTIRES

“Su grito ante la muerte había pasado por el filtro del “Via Crucis” que duró varios días”: entrevista a Vicente Pecharroman Tristán, cmf. postulador en las Beatificaciones de Tarragona

MÁRTIRESVicente Pecharroman Tristán, miembro de la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, ha sido el Postulador de dos de las causas de beatificación integradas en la próxima Beatificación de los mártires del Siglo XX en Tarragona el 13 de octubre. En esta entrevista, concedida a la Agencia SIC, la causa descrita es la de José Mª Ruiz Cano, Jesús Aníbal Gómez Gómez, Tomás Cordero Cordero y 13 Compañeros, de la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Misioneros Claretianos), muertos por odio a la fe en 1936.

Una causa amplia y muy numerosa cuya localización se divide entre Sigüenza, donde se inicia la causa de José Mª Ruiz Cano y Fernán Caballero (Ciudad Real) donde proceden las causas de Jesús Aníbal Gómez Gómez, Tomás Cordero Cordero y 13 Compañeros.

La Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Misioneros Claretianos) fue la familia religiosa que mayor número de miembros perdió durante la persecución religiosa de 1936 en España, con más de 200 miembros asesinados por odio a la religión. Entre ellos, se encuentran los Mártires de Barbastro, cuya historia ha sido recientemente llevada al cine en el largometraje “Un Dios prohibido”.

P- ¿Cuál ha sido el proceso seguido para llevar a cabo esta causa? ¿cómo se inició?

En un principio se iniciaron dos causas distintas; una en Sigüenza para un sólo mártir, José Mª Ruiz Cano, y otra en Ciudad Real para Tomás Cordero y 14 Compañeros.

La Causa seguntina se inició el 5 de julio de 1954 con la petición del Vicepostulador P. Timoteo Urquiri Gorostiaga, CMF, y la aceptación por parte del Obispo de Sigüenza Pablo Gúrpide.

La Causa cluniacense se inició el 4 de febrero de 1959 con la petición del Vicepostulador P. Gerardo Escudero Varela, CMF, y la consiguiente aceptación por parte de Don Juan Hervás, Obispo de Ciudad Real y Prior de las Órdenes Militares.

El 15 de mayo de 1987 ambas causas son reunidas bajo el titulo José Mª Ruiz Cano, Jesús Aníbal Gómez Gómez, Tomás Cordero Cordero Y 13 Compañeros. En este título definitivo figura el nombre de Jesús Aníbal Gómez, colombiano, y único extranjero en el grupo.

La Positio super martyrio fue presentada el 09/09/1997 y el Decreto super martyrio el 01/07/2010

P- ¿Cuáles han sido las dificultades más importantes que han tenido que superar?

Ninguna dificultad especial.

P- Si tuviera que resumir en una idea el ejemplo de estos mártires, su respuesta ante la muerte ¿cómo lo describiría?

De los 16 mártires, 14 eran seminaristas a punto de ser ordenados sacerdotes; la muerte les sorprendió con las ilusiones evangelizadoras apenas estrenadas. Su grito ante la muerte, ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva el Corazón de María!, había pasado por el filtro del “Via-Crucis” que duró varios días. Gritaban aquello por lo que habían vivido y por lo que consideraban que valía la pena incluso morir. Abrazados a la cruz de Cristo, llenos de confianza, se entregaron en las manos del Padre, que los llamó, y de la Madre que siempre los acompañó.

P-¿Qué supone, para los cristianos de hoy en día, una beatificación de alguien tan cercano en el lugar incluso en el tiempo?, ¿Y en especial para su diócesis/congregación?

Se beatifica un modo de ser fieles a la fe en Cristo. Aquellos jóvenes aceptaron la muerte violenta desde la confianza en Dios y desde el perdón a quienes les quitaban la vida. Su gesto martirial es un poderoso anuncio de la esperanza en aquel “cielo nuevo y la nueva tierra en que habitará la justicia” (2 Pe 3.13) y del camino que conduce hacia ellos.

Los cristianos de hoy en día tienen en estos mártires un ejemplo de que la fe en Dios es capaz de dar sentido a la vida y de llenar el corazón de esperanza frente a las mayores dificultades.

La Congregación claretiana ve en estos hijos suyos un ejemplo de heroica fidelidad, un motivo para glorificar al Señor y una poderosa intercesión para seguir tras las huellas del Maestro.

P-Actualmente ¿Siguen investigando en otras futuras beatificaciones de la misma congregación?

La Congregación de Misioneros Claretianos fue el Instituto religiosa más probado de los que sufrieron la persecución religiosa de 1936 en España. Perdió 271 miembros.

Entre sus mártires cuenta con los Beatos Mártires Claretianos de Barbastro.

El 13 octubre 2013 verá beatificados a los 16 mártires de Sigüenza y Fernán Caballero, y otros 7 claretianos incluidos en la Causa tarragonense de Manuel Borrás Ferré Y Compañeros.

Tiene en proceso la Causa de los Siervos de Dios Mateo Casal Y 108 Compañeros, cuya Positio fue presentada en 2006. (AGENCIA SIC)