Manos Unidas3

Septiembre. Perú. Alfabetización

Manos unidas3Nuestra “Mirada a la igualdad” nos traslada este mes de la “vuelta al cole” a la región de Piura en Perú. Allí hemos conocido a Hilda, a Fermina y a Gloria, mujeres campesinas andinas cuyas vidas dieron un vuelco cuando aprendieron a leer y a escribir. La alfabetización abrió ante ellas un mundo hasta entonces desconocido. Atrás quedaron muchos miedos e inseguridades.

Aprovechamos que el 8 de septiembre es el Día Internacional de la Alfabetización para denunciar que:

En el mundo todavía hay 774 millones de adultos analfabetos. De ellos, las 2/3 partes (493 millones) son mujeres.

Casi 500 millones de mujeres sufren soledad, aislamiento y marginación por no saber leer ni escribir.

Casi 500 millones de mujeres pueden ser engañadas por no comprender lo que leen o por no tener nociones básicas de números.

El acceso a los derechos básicos, al respaldo legal y a los avances científicos y tecnológicos, es mucho más difícil para los casi 500 millones de mujeres analfabetas.

Manos Unidas. Así Actuamos. Doce miradas a la igualdad

“Gracias amigos por enseñarme a leer y a escribir”

Las grandes desigualdades que separan a hombres y mujeres en las sociedades de todo el mundo (acceso a la educación, a la sanidad, a la propiedad, a los puestos directivos, a cargos políticos…), que estamos denunciado en la campaña “No hay justicia sin igualdad”, se acentúan en el caso de las mujeres analfabetas, en las que no saben leer y escribir, en las que no son capaces de comprender lo que leen (analfabetas funcionales).

Fermina, Hilda y Gloria Esperanza son tres de las mujeres participantes en los “Círculos de Cultura” puestos en marcha por la ONG Escaes con apoyo de Manos Unidas, a quienes aprender a leer y escribir a cambiado la vida.

Nuestras tres protagonistas fueron víctimas del analfabetismo y la falta de formación: la posición de inferioridad frente a los varones, generalmente más instruidos, el miedo al fracaso y al ridículo y su baja autoestima, eran los principales impedimentos para su desarrollo y el campo mejor abonado para la siembra de la violencia y los malos tratos.

“Gracias (…) por darme la oportunidad de participar en el Círculo de Alfabetización, donde, poco a poco y con mi empeño, he aprendido a leer y escribir mi nombre, el de mi esposo, de mis hijos (…). Por todos estos conocimientos que me han dado, soy otra persona, alegre, participativa. Ayudo en las tareas a mis hijos menores y a todos los que me lo piden”. (Fermina Criollo. Alumna).

“(…) Ya sé escribir el número de mi DNI. Ya sé sacar las cuentas cuando compro o vendo mis productos. Ya no me dejo engañar como antes. Gracias a ustedes soy otra persona que le gusta participar y colaborar en mi sector. Ya perdí el miedo. Por todo ello, les vuelvo a agradecer”. (Hilda Huaechillo. Alumna).

“(…) Les doy las gracias por darme la oportunidad de trabajar y por llegar a formar parte de una institución que se preocupa por la educación y la salud de la gente campesina, logrando cambiar su forma de vida a una vida digna y saludable”. (Gloria Esperanza. Facilitadora).

Asi actuamos. 12 miradas a la igualdad

 

Desarrollo humano en comunidades andinas

La Escuela Campesina de Educación y Salud (ESCAES)desarrolla, desde 1989, actividades encaminadas a la mejora de las condiciones de vida de los campesinos de Piura. Concretamente, en la provincia de Ayabaca están llevando a cabo, con apoyo de Manos Unidas, un plan de actividades encaminado a promover el desarrollo integral de la población campesina rural, que hace hincapié en los niños y mujeres. Con esta plan se está beneficianado directamente a 780 familias con ingresos inferiores a 40 euros mensuales.

La formación que se imparte tiene los siguientes objetivos: mejorar la nutrición y la salud; preservar el medio ambiente con prácticas agroecológicas sostenibles; fortalecer la organización con liderazgo, democracia y equidad de género y valorar la cultura y costumbres de las zona. Entre los diversos talleres, además de los destinados a la alfabetización, destacamos los que tiene como fin la formación de mujeres en derechos civiles, socioculturales, de género, liderazgo y participación ciudadana para que las mujeres sean capaces de asumir el protagonismo en asuntos como la gestión del agua o la soberanía alimentaria.

¡No te olvides!