Escuela De Rescates

“Una rescatadora nos salvó del aborto y me cambió la vida”

escuela de rescatesEl pasado sábado, 28 de septiembre, se celebraba la II Jornada de Formación de la Escuela de Rescates de Navarra. Durante cuatro horas,  más de 60 voluntarios han recibido las pautas necesarias para acudir al abortorio de Ansoáin -el único abierto en la comunidad foral- y dar información a las mujeres con el fin de que apoyarlas para que siguieran adelante con su embarazo. En esta segunda edición, aunque la mayoría eran universitarios, han participado algunas madres de familia con muchas ganas de ayudar a otras mujeres.

Tras una breve presentación del Proyecto por parte de la cofundadora de la ERN, miembro de Andevi y ya rescatadora, Manurescatador formado junto al Dr. Jesús Poveda en Madrid- impartía una breve sesión titulada: Decálogo del rescatadorresaltando los principales puntos que debe tener en cuenta este voluntariado, basado en la libertad y el respeto a la mujer. Entre ellos se destaca la idea de intentar escuchar y acoger a la mujer. Sólo así se podrá ayudarla. 

Por su parte Bet y Joan, miembros cofundadores y rescatadores de la ERN, se encargaron de informar sobre las ayudas que existen en Navarra para mujeres ante un embarazo imprevisto, que son muchas. Claudia Lozano, rescatadora experimentada, hacía después una exposición del perfil de la mujer embarazada que se plantea un aborto, y de los síntomas del SPA (Síndrome Postaborto). Luego se dio paso al trabajo por grupos con tres casos prácticos.

Entre los voluntarios participantes en esta tarea se encontraba Karen, madre de una niña de 2 años que fue rescatada. Los voluntarios no sabían que uno de los casos expuestos era el suyo. Kareen ofreció su testimonio, lleno de mucha fuerza: el trabajo del rescatador se traduce en salvar vidas. Karen, que quedó embarazada a los 17 años y tenía cita en un centro abortista. Gracias a la intervención de una rescatadora siguió adelante con su embarazo. Su hija Aitana (2 años) hizo las delicias de los presentes. Este testimonio animó a los voluntarios a afianzarse en su decisión de ayudar a las mujeres. Karen manifestaba que después de una infancia y adolescencia difíciles, su vida ha cambiado y está llena de felicidad gracias a su hija. A ella una rescatadora le cambió la vida.