SAN ENRIQUE

Bodas de Oro en la parroquia de San Enrique

SAN ENRIQUEPamplona. La parroquia de San Enrique de Pamplona cumplirá 50 años de vida el próximo 22 de febrero, pese a cumplirse el aniversario en esta fecha, los actos de celebración tuvieron lugar el pasado domingo, 9 de febrero, con una Eucaristía a las 12:30 horas que fue presidida por el Señor Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, y que contó con la participación de la Coral Oberena, dirigida por Alfonso Ortiz. Tras la celebración ofrecieron un concierto a los numerosos fieles que se habían congregado en el templo.

Historia de la parroquia:
La parroquia de San Enrique, única en Navarra dedicada a este santo, fue erigida canónicamente en el año 1963. Un año después, el 22 de febrero, tuvo lugar la solemne bendición e inauguración de la nueva iglesia parroquial de San Enrique Emperador, cuya ceremonia fue oficiada por el entonces Arzobispo de Pamplona, don Enrique Delgado Gómez. La parroquia se sitúa en una bajera que costó 2.628.561 Pesetas
Desde su inauguración han pasado por esta iglesia cuatro párrocos. El primero en ocupar el cargo fue don José Tirapu Ilundain, posteriormente le sucedió en el cargo, en el año 1971, don Benjamín Orbaiz Echavarren, quien estuvo hasta el año 1984, fecha en la que entró don Jesús Lacasia Juanco. Desde el año 2001 ocupa el cargo don José Mª Usoz Ruiz.
Las tres imágenes de la Iglesia: de San Enrique, del Crucificado y de la Virgen, con sus correspondientes mosaicos originales son obra del escultor granadino Eduardo Carretero, quien también decoró con sus obras la parroquia de San Francisco Javier de Pamplona.

Carta del Arzobispo:
Con motivo de estas Bodas de Oro, el Señor Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, escribió la siguiente carta a la parroquia de San Enrique.
Queridos Sr. Párroco, sacerdotes, agentes de pastoral y fieles todos:
Me alegra que celebréis con gozo las bodas de oro de la inauguración de la Parroquia de San Enrique, que tuvo lugar el día 22 de febrero del año 1964, siendo constituida por el Excmo. Sr. D. Enrique Delgado Gómez, Arzobispo de Pamplona en aquel tiempo. Era una época ciertamente nada fácil pero la vida cristiana y los fieles de entonces se volcaron, como comunidad cristiana unida, a la labor evangelizadora que produjo posteriormente tantos frutos.
No olvidéis que la fe cristiana, que profesamos juntos en la Iglesia católica, nos lleva a creer en la providencia de Dios. Por eso nada hemos de temer y siempre hemos de confiar que el Señor nos acompaña. Él quiere que todos participemos de su Amor gratuito y misericordioso.
Ruego al Señor que esta fiesta que celebramos, con motivo de los cincuenta años de la inauguración de la parroquia, sirva de acicate para no decaer en el anuncio humilde, valiente y explícito del Evangelio de Jesucristo. Les ruego a San Enrique y a Santa María Virgen que nos acompañen en esta época tan necesitada de fe, esperanza y caridad.
Con mi oración y bendición.

+ Francisco Pérez González                                                                             Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela

Entrevista al párroco José María Usoz:
¿Por qué una parroquia dedicada a San Enrique?
El motivo de que esté dedicada a San Enrique fue que en el momento en el que se erigió la parroquia estaba de Arzobispo don Enrique Delgado Gómez y fue en atención al Señor Arzobispo que se le puso este nombre.

Como párroco, ¿Cómo se siente al celebrar estas Bodas de Oro?
Yo soy el cuarto párroco, llevo aquí casi 13 años, y es una alegría enorme poder celebrar estas Bodas de Oro, pero a la vez es una gran responsabilidad, ya que al echar la vista atrás y ver estos 50 años, ves muchas cosas buenas, muchas alegrías, pero los tiempos actuales son tiempos difíciles. La gente que comenzó en esta parroquia ahora es gente mayor y el barrio tiene mucho emigrante.

¿Qué cosas han cambiado en la parroquia desde que se fundó hasta ahora?
Cuando se fundó la parroquia, yo ni siquiera estaba en Pamplona, pero por lo que le oigo a la gente, lo que más ha cambiado es la edad de los feligreses. Se fundó cuando éste era un barrio de matrimonios jóvenes con niños, el colegio José Vilaz llegó a tener más de 1.000 alumnos. Actualmente es un barrio con un gran número de emigrantes. Todo eso ha cambiado mucho y creo que ha influido en el actual modo de ser del barrio.

Además de la Eucaristía que presidió el Arzobispo este domingo, ¿Se ha organizado algún otro acto?
Quisiéramos que no solo la fecha en la que se cumplen los 50 años fuese una fecha especial, sino que lo tengamos presente a lo largo de todo el año. Pero si que es verdad que los actos se centrarán más en torno a esa fecha, en el mes de febrero.
Este sábado, día 15, a las 12:30 horas actuarán los dantzaris de Oberena en el parque Tomás Caballero. Para el domingo 16 se contará con los Auroros de Santa María, que cantarán por las calles de la parroquia y solemnizarán la Eucaristía de las 9:00 horas. El día 23, celebraremos de modo especial esos 50 años de la bendición e inauguración del templo. A las 11:30 horas celebraremos la Eucaristía de las familias y tras ella habrá juegos y chocolatada. En la Eucaristía de las 12:30 horas participará el Coro Parroquial, dirigido por Pablo Azpeitia. Finalmente a las 14:15 horas celebraremos una comida de fraternidad parroquial en el Oberena. Además, queremos que durante estos días, en el interior del templo, se pueda visitar una exposición fotográfica con imágenes antiguas de las diferentes actividades realizadas y estamos preparando una revista, de unas 100 páginas, con imágenes de la parroquia.

¿Cómo definiría a la parroquia de San Enrique?
Es una parroquia con mucha gente mayor, que tienen muchas dificultades, debido a las cuestas, de llegar al templo. Por este motivo muchos acuden a otras iglesias como la de Jesuitas, los Paúles o Cristo Rey y notamos que tenemos menos asistencia. Pero es una parroquia en la que se colabora mucho, especialmente con la cuota parroquial.

¿Con qué grupos cuenta la parroquia actualmente?
Son muy importantes las colaboraciones en la liturgia, empezando por el Coro Parroquial, con el que contamos todos los domingos en la Misa de 12:30 horas, en los funerales, en las solemnidades especiales, etc. Además del Coro está toda la colaboración de los lectores. Tenemos un pequeño equipo de liturgia que prepara las moniciones, las lecturas, la hoja dominical, etc. También hay que destacar el grupo de la limpieza del templo. Otro grupo que destaca mucho en esta parroquia es el de la Cáritas parroquial, que visita enfermos y ayuda a personas necesitadas. El Banco de alimentos también tiene una labor muy importante ya que cada mes, 110 familias vienen a inscribirse. Pese a que tenemos pocos niños contamos con el grupo de catequesis, donde atendemos lo mejor posible y tratamos con mucho cariño a todos los niños. Hay algunos grupos de formación de adultos que siguen las pautas del proyecto nueva imagen de parroquia.

¿Tienen algún proyecto futuro?
Uno de los retos que tenemos es poder continuar otros 50 años, teniendo en cuenta que ahora se está construyendo el nuevo barrio de Lezkairu, tan próximo a la parroquia y que el Señor Arzobispo nos ha encomendado una parte. Dentro de poco esperamos que vengan las familias, con niños pequeños y jóvenes, que den un nuevo aire y vitalidad a la parroquia. Otro de los retos que tenemos es el de la integración de los emigrantes. Hay muchos y les intentamos acoger lo mejor posible, pero no siempre resulta fácil debido a su mentalidad, a que están preocupados en otros asuntos, a la diversidad de los países, etc.