Seminario Redemptoris

Seminario Redemptoris Mater

Seminario redemptorisLa comunidad del Seminario Diocesano Misionero “Redemptoris Mater” está formada en estos momentos por diecinueve seminaristas y tres formadores. Las características esenciales de nuestro Seminario están, en parte, contenidas en su nombre: ser diocesano y ser misionero.

Además, hay una tercera nota, también fundamental en la formación, que es la internacionalidad. Haciendo una presentación de los seminaristas, desde las naciones más lejanas, Allan y Ken son de Filipinas; Thang y Huyhn son de Vietnam. Esteban es de Estados Unidos, Héctor de Venezuela y Saud de Perú. Albersi y Manuel son de República Dominicana, Andrés y José Ignacio de Colombia y, de Argentina, Rodrigo y Renato. Finalmente, un seminarista italiano, Matteo, y cinco de diversas regiones españolas: Pablo de Valencia; Rubén de Burgos; Jonatan de Vizcaya; Juan y Santiago de Navarra.

Cada día experimentamos la iniciativa de Dios que nos llama a seguir a Jesucristo, el Sacerdote que nos conviene, capaz de compadecerse de nuestras flaquezas, que ha pasado la prueba del sufrimiento y puede ayudarnos a pasarla. Y cada día se manifiesta claramente que este caudal de gracia que recibimos no es un privilegio para nosotros. Nos enriquece y nos realiza como hombres, pero no se queda en nosotros, se comunica hasta alcanzar a toda persona que viene a este mundo. En esta realidad, verificamos el lema de este año para el Día del Seminario: la alegría de anunciar el Evangelio.

El tiempo de Seminario es el momento oportuno para estar y vivir con el Señor. Llegará el tiempo de ser enviados a predicar y a servir. Ahora y después, la vocación sacerdotal siempre necesita el seno maternal de la Iglesia donde crecer hasta la altura de Cristo, Buen Pastor. Esto es lo que nos recuerda cada año el Día del Seminario, en el que la comunidad diocesana hace explícita la preocupación por sus seminaristas, a quienes sostiene con sus bienes y por los que ora al Dueño de la mies.

Jesús Dillana Bonis, rector.