Scouts

800 scouts aprendiendo los valores de S. Jorge

scoutsEl pasado día 6 de Abril el parque de Yamaguchi acogía la celebración del día del patrón Scout, San Jorge. 800 scouts de diversos lugares de la geografía Navarra se dieron cita a las 10,00 h. para dar comienzo a uno de sus días grandes.

Pamplona. Todo comenzaba cuando Carlos III se personaba en el escenario para recordar a todos la importancia de la riqueza cultural de Navarra y rememorar el pasado para poder construir un futuro mejor. Al grito de “¡A tope con el Medievo!” los chavales y chavalas se distribuían por edades por todo el parque de Yamaguchi y la Vaguada invadiendo de alegría y juegos hasta donde alcanzaba la vista. Durante toda la mañana en el barrio no se sintieron más que risas y diversión en cada recoveco, síntoma de que los scouts y sus juegos mostraban que como dijo su fundador B.P. “El scout siempre sonríe y canta ante las dificultades” contagiando este ambiente festivo a todo aquel que se detenía a mirar.

A lo largo de toda la mañana frente al planetario artesanos de la zona se dieron cita para ofrecer una muestra de sus creaciones en la feria de artesanía. En este entorno cultural incomparable tuvo lugar la multitudinaria Eucaristía de la que viandantes y curiosos pudieron disfrutar. Bajo un sol resplandeciente Txantxiku, Sergio Alava, Santiago Garisoain y Federico Ibaibarriaga oficiaron con un público que a pesar del calor tuvo la ocasión de cerrar los ojos y sentir a Dios en su interior, en muchos casos como un hermano scout más reunido ante el altar. Gracias a la asistencia de la DYA Navarra y a la impecable organización no hubo que lamentar incidentes, incluso se dieron momentos de regocijo cuando se “regó” a los asistentes con agua para paliar el incesante calor. Como ya es tradición el concurso de calderetes copó las mesas de las casi 800 personas que se reunieron para degustarlos en compañía de sus hermanos y hermanas scout y familias. En estos momentos es donde se facilita el intercambio de experiencia y sabiduría entre pequeños y mayores, donde surgen curiosidades sobre la historia de Navarra que en ningún caso quedaron sin respuesta.

Tras la sobremesa la música comenzó a sonar y se desataron de nuevo los cantos, las risas y los bailes hasta el final del día. En el momento de la clausura se aplaudió la organización del grupo anfitrión G.S. Dendari Izar E.T y se procedió al “Adiós scout” en círculos que apenas cupieron en la enorme explanada del planetario. En resumen, escultismo en su más puro estado, aprendizaje y educación a través del juego, oración, reflexión y sobre todo movimiento de personas siempre listas para servir.