Tars

Capuchino, historiador y Príncipe de Viana

tarsJesús Morrás Santamaría, conocido por su nombre capuchino, Tarsicio de Azcona, ha obtenido el galardón Principe de Viana de la Cultura, que se le entregará el próximo mes de junio. El premio reconoce la “calidad, el rigor y versatilidad” de sus investigaciones como historiador durante 52 años.

“Nunca lo esperé, más aún, lo temía. Porque a los noventa años uno ya no se espera estas cosas. Se espera estar en paz con Dios y con los hombres y seguir trabajando en lo que se pueda”, comentó Tarsicio a los periodistas. Los que le conocen destacan su humildad: “Cuando el leyó los nombres del resto de los candidatos, me dijo que no iba a hacerse ilusiones”, contó el superior de los Capuchinos, Gabriel Larraya Aguinaga. Sus primeras palabras durante el encuentro que tuvo con los periodistas en el convento fueron de agradecimiento para los miembros del Consejo Navarro de la Cultura.

Perfil Biográfico

Navarro. Jesús Morrás Santamaría nació en Azcona el 24 de diciembre de 1923. Siendo niño, y sin padre, vivió en Abárzuza.

Religioso. Fue ordenado sacerdote en 1946 y ha vivido casi toda su vida en el convento de Capuchinos Extramuros. Ha dado clase durante 40 años de Historia de la Iglesia, tanto a los capuchinos como en el Centro Superior de Teología de Pamplona.

Estudios. Con 10 años, comenzó Humanidades en el seminario de Capuchinos de Alsasua. Después estudió Filosofía en Estella y Teología en Pamplona. Cursó estudios superiores de Historia de la Iglesia en Roma, donde obtuvo el título de doctor en Historia de la Iglesia, junto con dos diplomas de Biblioteconomía y Archivística en la Escuela del Vaticano. Es licenciado en Historia Civil por la Universidad de Zaragoza, donde realizó también estudios de doctorado.

Investigación. Tarsicio está especializado en Historia de la Iglesia española en tiempos de Enrique IV y de los Reyes Católicos. Es autor de una biografía de Isabel la Católica, numerosas veces reeditada. Ha escrito la historia de Azcona y del Valle de Yerri a través de los fondos notariales.