Benin Taller De Costura Con Máquinas Enviadas Desde Pamplona

Talleres para “los niños de la calle” de Porto Novo (Benín)

Benin Taller de costura con máquinas enviadas desde PamplonaEn el proyecto salesiano de rehabilitación de los “niños de la calle” procedentes de los mercados y basureros de Porto Novo, está la oferta de prepararse para la vida  aprendiendo artes y oficios en los talleres. Un grupo de voluntarios encabezado por el ingeniero José Antonio Alemán, Delegado de la Fundación Salesiana  Jóvenes y Desarrollo y profesor en el Politécnico Salesiano de Pamplona, va desde hace algunos años a poner en “chispa”, nunca mejor dicho, dichos talleres. Nos ponemos al habla con él. FGdeE.

José Antonio: Tú ya has ido varias veces a Porto Novo. ¿Desde cuándo vais a Benín voluntarios de Pamplona?

En el año 2008 tuvimos la oportunidad de viajar a Benin a través de la Fundación Jóvenes y Desarrollo al Proyecto para Niños de la Calle que desde el año 1995 se viene desarrollando en este país del África Subsahariana varios profesores de Salesianos Pamplona con la finalidad de prestar apoyo técnico en la creación y mejora de los talleres de carpintería de madera y aluminio así como en  los de soldadura y reparación de motos.

¿Cómo surgió la relación con Porto Novo y Benín?

La relación surge anteriormente a 2008, dado que Benin en aquella época pertenecía a la inspectoría Norte de San Francisco Javier en España. Esta circunstancia propició y hoy sigue propiciando una cercanía en la colaboración con las presencias salesianas en este país. En concreto y a través de la ONG Jóvenes y Desarrollo propusimos la posibilidad de hermanar nuestro Centro en Pamplona y el proyecto de niños de la Calle en Benin con la finalidad de colaborar en los ámbitos técnico, pedagógico y logístico posibilitando el envío de profesionales además  de máquinas, herramienta y alimentos de primera necesidad.

¿Cómo es la vida de un “chico de la calle” en los talleres?

Los chicos madrugan a las 5,30 hs. de la mañana para poder desplazarse a los talleres de aprendizaje con sus “patrones” permaneciendo hasta el atardecer en  ellos para posteriormente regresar al Centro Magone donde se alojan durante el resto del día. Al carecer de Escuelas profesionales, la formación la realizan en los talleres que, bien en la ciudad de Porto Novo o en el propio Centro, están habilitados para ello. Entre los oficios más habituales se encuentran los de reparadores de motos, carpinteros, sastres, soldadores, albañiles que son los que más abundan en Benin. A cambio de un plato de comida que les ofrece el patrón al mediodía aprenden durante dos o tres años el oficio que les permitirá independizarse y formar su propio taller una vez formados y después de haber realizado una petición previa de “liberación” a sus patrones que una vez aceptada será celebrada y certificada por éstos, lo cual les permitirá ser a su vez  patrones en un futuro inmediato.

¿Qué hacéis allí?

benin Construcción de nuevos talleresNuestra labor consiste fundamentalmente en asesorar y sugerir mejoras en  sus condiciones y técnicas  de trabajo. Para ello valoramos las necesidades de material y herramienta que, nosotros desde Pamplona,  pudiéramos aportar a través de los tres contenedores que cada año les enviamos. Además los últimos dos años hemos enviado e instalado placas solares que propician un gran ahorro de energía eléctrica que en este país es muy cara.

¿En el proyecto de reinserción de los chicos de la calle qué lugar ocupan los talleres de artes y oficios?

Es fundamental ya que dicha formación, mediante el sistema de patrones, va a propiciar en un futuro que el chaval se integre en la sociedad beninesa bien como trabajador o como patrón. Además va a ser la fuente de ingresos que le permitirá independizarse del Proyecto y comenzar a caminar solo con sus propios recursos. En la actualidad hay bastantes patrones que fueron en su día “niños de la calle” y que solicitan aprendices al proyecto.

¿Sabes cómo están los talleres ahora? ¿Cómo se pueden hacer las cosas sin infraestructuras, sin buena energía, sin medios?

Actualmente en el proyecto funcionan talleres de carpintería de madera y aluminio, un taller de reparación de motos, otro de soldadura y están previstos otros dos de corte y confección y climatización. En Benin, como en la mayor parte de África, la carencia de medios no es un factor que amilane la voluntad y deseos de progreso de las  personas y  permite a su vez que la falta y carencia de ellos fomente  la creatividad e imaginación suficientes para seguir desarrollándose siempre que los conflictos bélicos, sociales o políticos  se lo permitan.

¿Conseguís que los chicos resulten bien formados para la vida como pequeños emprendedores autónomos?

La experiencia habida durante los 18 años de presencia Salesiana en este proyecto así lo corroboran con más de 200 patrones que se han formado en el mismo y que a su vez hoy en día quieren colaborar en mejorar las condiciones de vida de estos niños tal y como en su día hizo el proyecto con ellos mismos.

¿Los voluntarios se sienten gratificados?

Plenamente, ya que una vez superadas las incomodidades propias del clima de un país en vías de desarrollo, el proyecto satisface por  su nivel de desarrollo los deseos de la mayoría de los voluntarios que han trabajado y quieren colaborar con él. La acogida y estimulo recibido por parte de niños, profesionales y Salesianos que componen el mismo propician que estos se sientan como en su casa, integrados en esta gran familia que es el proyecto para Niños de la Calle en Benin.

Qué mensaje quieres dejar a los lectores de La Verdad?

Transmitirles un mensaje de esperanza y gratitud. Esperanza de que un mundo mejor es posible si somos capaces de aunar fuerzas para ayudar a nuestros hermanos más desfavorecidos. Gratitud a cuantos han ayudado a este Proyecto Salesiano o a tantos otros que a lo largo del mundo, en países en vías de desarrollo, siguen apoyando y apostando, desde los valores del Evangelio, el mensaje de Jesús de Nazaret en su apuesta por los más necesitados. o