DSCN0543

XXI Encuentro de verano de misioneros y familiares en Javier

DSCN0543El pasado 22 de julio de 2014, martes, se celebró en Javier el XXI Encuentro de verano de misioneros y familiares en Javier, Navarra. Entre los 80 participantes, 37 misioneros representaron a los más de 1000 misioneros navarros que ejercen su labor misionera en 75 países del mundo.

El encuentro comenzó a las 11:00h., con una mesa redonda de testimonios en el Centro Ignaciano de Espiritualidad de Javier. D. Francisco Pérez, Arzobispo de Pamplona y Tudela presidió la oración inicial del encuentro y en su saludo agradeció a los misioneros cómo mantienen  vivo el ser de la Iglesia: “poner amor donde no lo hay y fomentarlo donde ya está presente, como Jesús de Nazaret”.

D. José Mª Aícua, Delegado Diocesano de Misiones y Director de OMP en Navarra, que hizo de moderador, comenzó con una presentación general sobre el encuentro y los testimonios: “Desafíos de la misión hoy” e “Internet, el sexto continente por evangelizar”. Los participantes fueron: Ángel de la Vitoria (Misionero Javeriano) y Pola Ros (Misionera de Cristo Jesús) misioneros en Camerún, Desiderio Cambra (IEME) misionero de Japón y Manuel Díaz del equipo de la Delegación de Misiones y OMP.

Los testimonios, como siempre, nos transmitieron calor, corazón, fe, esperanza y más “ganas por la misión”. La evangelización con las nuevas tecnologías y su uso despertó mucho interés en los jóvenes y  en los mayores, sobre todo en los mayores. Está claro que el misionero, con un corazón tocado por Dios, no entiende de edades, cansancio o dificultades, sólo sabe de ganas, de sed…  de “meterse en todo para meter en todo a Dios”.

A las 13:00h., celebramos la Eucaristía tras la cual se entregaron los “homenajes misioneros 2014” que este año recibieron: Fernando Murgui, Presidente de Ayuda al Tercer Mundo Medicamentos, por el apoyo con medicinas a los misioneros navarros;  Feli León, madre del misionero Ángel de la Victoria, en representación de las madres de los misioneros y la familia Pérez González-Toribios Blazquez, del Camino Neocatecumenal, como familia misionera en Estonia.

La comida fue fraterna… y fraternal. El ambiente de alegría y encuentro, descanso y reponer fuerzas, fue también momento de compartir testimonios.

A las 14:30h., partimos hacia la “Abadía”, junto a la parroquia de Javier, donde las hermanas de la comunidad internacional de las Misioneras de Cristo Jesús nos presentaron la “apuesta misionera” que han asumido en Javier y la Exposición misionera: “Encuentra-te”.

Siguiendo el programa, sin prisas pero sin pausa, la misionera Cristina Castillo nos  presentó la Exposición: “Reducciones Jesuíticas en el Paraguay” que tienen los PP. Jesuitas en el Auditorio Juan de Jasso.

El día terminó con despedidas, entre abrazos, como preparación para el reencuentro. Gratitud y fe latiendo entre sonrisas. Miradas limpias y llenas de futuro, como si cada uno empezara hoy su nueva misión, con las mismas ganas e ilusiones del principio.

Javier quedó un poco más vacio, más silenciado… entonando calladamente un magníficat por lo allí vivido: ¡Proclama mi alma la grandeza del Señor…!