Jugan

Siguiendo los pasos de Santa Juana Jugan

juganDel 23 al 29 de Agosto hemos realizado con el personal voluntario de las Hermanitas de los Pobres, un circuito siguiendo los pasos de Santa Juana, fundadora de las Hermanitas de los Pobres. Un viaje que además de mariano nos ha permitido conocer ciudades culturales e históricas muy importantes de Francia como La Rochelle, Nantes, Rennes, St. Malo, Mont Saint Michel, Dinar, Le Mans y Burdeos. Un viaje que en un principio se pensó para un grupo reducido y que se ha completado con viajeros de Bilbao, Alsasua, San Sebastián y Pamplona.

Francisco José Laguardia. Seguramente muchas personas desconocían la trayectoria de Santa Juana y digna de un buen reportaje y una gran reflexión, por el derroche de humildad en toda su vida, de entrega a los mas pobres desde la acción y la oración al Señor siempre presente en los mas necesitados. Pero a la vez mujer obediente a la Iglesia y en su humildad supo crear un servicio especial a los pobres y un amor a las instituciones eclesiales. Nació en Cancale una población pesquera en la Bretaña entre St. Malo y Mont Saint Michel y muy afamada hoy en día por sus ostras. Visitamos su casa natal. Por la mañana habíamos estado en lo que es la Casa Madre de las Hermanitas de los Pobres. Visitamos parte de las instalaciones y celebramos una eucaristía en la cripta donde reposa Santa Juana. También visitamos el primer lugar en Saint Severn en las afueras de St. Malo conde ella comenzó su gran labor con los pobres.

En el viaje hubo para todo, risas, cantos y reflexiones. Tengo que decir que también oraciones. Dña. María Eguia de Bilbao junto con Dña. Margarita Fernández de Pamplona, encabezaban esta expedición que se había organizado a petición de ellas. Yo  les acompañaba como sacerdote sin faltar la oracion en los momentos del viaje con el rezo de Laudes cada dia y la Eucaristia en cada  ciudad que nos recordaba a Santa Juana. Ha sido una gran experiencia para mi. Tengo que decir que Dña. Maria Eguia fue la persona que compuso el canto de Beatificación de Santa Juana, por lo que fue nuestro canto principal en todas nuestras oraciones. Hay que destacar lo estudiado del programa y sobretodo la extraordinario gastronomía que pudimos degustar en lugares muy seleccionados. Transmito mi felicitación a la organización técnica que estuvo a mi disposición para todo cuanto pude necesitar.

Desde esas líneas hago llegar un llamamiento de ayuda y colaboración generosa hacia las Hermanitas de los Pobres. El voluntariado que presta su tiempo con aquellos que lo necesitan, es un encuentro con el Señor ¿Qué puedo hacer con mi tiempo?