Carlos Ayerra E1415097082618

Un nuevo ecónomo para la Diócesis

El Señor Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, ha nombrado Ecónomo Diocesano de la Archidiócesis de Pamplona y Obispado de Tudela al sacerdote diocesano D. Carlos Esteban Ayerra Sola.

El pasado viernes, 31 de octubre, tuvo lugar, en el Arzobispado, la presentación oficial del nuevo Ecónomo de la diócesis de Pamplona y Tudela. Hasta ahora este cargo lo ocupaba el sacerdote Javier Aizpún y ahora le corresponderá a Carlos Ayerra Sola. El acto comenzó con la despedida de Javer Aizpún, a quien el Señor Arzobispo agradeció sus seis años como Ecónomo y la disposición que tuvo a la hora de aceptar el cargo cuando se lo propuso. Se le hizo entrega de unos regalos y se puso un vídeo con diferentes fotografías de su vida. Tras la despedida vino la toma de podesión del nuevo Ecónomo. Antes de concluir D. Carlos Ayerra afirmó que no tenía nuevos proyectos, que seguiría con las líneas de trabajo iniciadas por el anterior ecónomo. “Todo debe basarse en la comunión, la colaboración y el trabajo” afirmó.

DATOS BIOGRAFICOS
D. Carlos Esteban Ayerra Sola es hijo de Salomón y Amparo. Nacido en Tafalla el 15 de julio de 1959, ingresó en el Seminario Conciliar de Pamplona en septiembre de 1977. Realizó los estudios eclesiásticos en el Centro Superior de Estudios Teológicos del Seminario “San Miguel Arcángel” de Pamplona. Fue ordenado diácono el 20 de marzo de 1983, de la mano de Mons. José María Cirarda, en la parroquia de San Bartolomé de Ribaforada. Un año después, el 17 de marzo, se ordenaba presbítero en la parroquia de Santa María de Tafalla, en el mismo lugar donde, en su día, recibió las aguas bautismales.
Realizó el bachiller en Sagrada Teología en el Centro Superior de Estudios Teológicos de Pamplona en el año 1982. Más tarde, en 1989, se licenció en Derecho Canónico por la Universidad de Navarra y en 1997 se doctoró en Derecho Canónico por la misma universidad.
A lo largo de su trayectoria pastoral ha sido coadjutor en la parroquia de San Bartolomé Apóstol de Ribaforada (1984-1985), párroco de La Asunción de Líedena y San Esteban de Yesa (1986-1997), arcipreste de Aibar y miembro del Consejo Presbiteral (1990-2000), párroco de Santa María y Santiago de Sangüesa, encargado de las parroquias de Santa María de la Asunción de Rocaforte y San Martín de Peña y párroco de las de Sangüesa (1996-2009). En el año 2005 se le añadió la parroquia de Santa Eulalia de Gabarderal. De 1994 a 1998 fue juez del Tribunal Eclesiástico de las Diócesis de Pamplona y Tudela. De 1998 a 1999 fue defensor del Vínculo Adjunto. Actualmente es Viario Judial de la diócesis, Capellán de la Hermandad de la Pasión del Señor de Pamplona, miembro del Colegio de Consultores, Canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Pamplona, así como Deán de la misma.
Por otra parte, ha sido profesor de la Universidad Pontificia de Salamanca desde el año 2002 hasta el 2006 y profesor de Derecho Canónico del Centro Superior de Estudios Teológicos San Miguel Arcángel de Pamplona, cargo que sigue ejerciendo actualmente.