Coloquio Familia y Vida

FamiliavidaEl pasado sábado, 15 de noviembre, tuvo lugar en el Colegio de Médicos de Pamplona el Coloquio Familia y Vida, organizado por la Diócesis de Pamplona y Tudela. Dio comienzo a primera hora de la mañana con las palabras de acogida del Señor Arzobispo, Mons. Francisco Pérez.

Este Coloquio, que ha sido un éxito rotundo tanto en participación como en organización, ha sido una iniciativa de la Diócesis para profundizar en el valor de la familia como lugar privilegiado para acoger, proteger, cuidar y amar la vida. El coloquio, de carácter marcadamente interdisciplinar, contó con la participación de expertos (médicos, sociólogos, periodistas, profesores universitarios, filósofos, etcétera), que trataron diferentes temas: “La familia, cuna de la vida”, “El embrión humano, ¿es persona?”, “Extender la cultura de la vida” y “Educando y sanando para el amor y la vida”.

Además de nuestro Arzobispo, se contó con la presencia del Obispo Auxiliar, Mons. Juan Antonio Aznárez, y los Obispo de Bayona, Bilbao, San Sebastián y Vitoria, así como con el delegado de Pastoral Familiar de Logroño. El coloquio estuvo precedido de una Vigilia de oración, que tuvo lugar el viernes 14, en la parroquia de San Nicolás de Pamplona, y que también fue presidida por el Señor Arzobispo.

De igual modo, el Coloquio concluyó con la celebración, en la capilla del Seminario, de una Eucaristía presidida por Mons. Francisco Pérez. Durante la homilía, el Señor Arzobispo recordó a los allí presentes que “el Señor nos ha dado la luz de la fe no para que se tenga apagada, sino para que ilumine las conciencias de los hombres y de las sociedades. Nuestras familias, vuestras familias han de ser faro que marque el camino hacia la felicidad y hacia Dios”. Además, señaló que “hoy muchos cristianos tienen miedo a que puedan tildarles de irresponsables si tienen varios hijos y se conforman con uno; tienen miedo al futuro incierto en lo económico y viven entristecidos; tienen miedo a que pueda faltarles el mutuo apoyo y terminan aislados sin comunicarse, cuando no separados. Esas familias, muchas veces atemorizadas, y con frecuencia atormentadas necesitan un apoyo especial de nuestra parte, nos piden la comprensión y el afecto para hacerles ver que vale la pena arriesgarse y volver a confiar los esposos el uno en el otro, que la alegría se recupera cuando se renueva el mutuo cariño y la esperanza en Dios que no nos abandona nunca”.

El origen del Coloquio Familia y Vida se encuentra en el Coloquio por la Vida celebrado en el año 2012 en Biarritz, organizado por la Academia Diocesana para la Vida de Bayona. En los días posteriores al coloquio, los vídeos con las intervenciones de los ponentes y las transcripciones de las sesiones estarán disponibles en la página web (“http://www.coloquiofamiliayvida.com). Los organizadores del Coloquio no lo consideran tanto un punto de llegada como un punto de partida, y esperan que a partir de él puedan surgir nuevas iniciativas, propuestas y proyectos dirigidos a revalorizar el papel de la familia en la sociedad y a difundir la cultura de la vida.