Funeral en Tafalla por Mons. Javier Azagra

El pasado 16 de noviembre fallecía, a los 91 años, el pamplonés Mons. Javier Azagra Labiano, Obispo Emérito de la Diócesis de Cartagena. La parroquia de de Santa María de Tafalla acogió un funeral por su alma.

El pasado día 22, sábado, se celebró en la iglesia parroquial de Santa María de Tafalla un funeral por Mons. Javier Azagra. Lo presidió el Sr. Arzobispo Mons. Francisco Pérez, acompañado por numerosos sacerdotes, autoridades civiles, parientes y fieles.

Mons. Javier Azagra, nació en Pamplona el 24 de enero de 1923, ciudad en la que fue ordenado presbítero el 23 de julio de 1950. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario de Pamplona. Se licenció en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca en 1951 y posteriormente en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma en 1954.

Fue coadjutor de las parroquias de Caparroso y Tafalla en Navarra de 1954 a 1958 y Consiliario diocesano de JACE y del Movimiento Rural en Pamplona. Por otro lado, fue Vicario Episcopal en Málaga entre 1967 y 1968 y Vicario Diocesano de Pastoral en Pamplona (1968-1970).

El 17 de julio de 1970 fue nombrado Obispo Auxiliar de Cartagena y recibió la consagración el 7 de octubre del mismo año.

El 26 de septiembre de 1978 fue nombrado Obispo de Cartagena, hasta que el 20 de febrero de 1998 fue aceptada su renuncia por razones de edad.
En la CEE ha sido miembro de las Comisiones Episcopales de Migraciones (1972-1978) y de Apostolado Seglar (1978-1999). Además, fue Obispo responsable de la Pastoral de Juventud entre 1984-1999.

De carácter alegre, le gustaba mucho cantar. Dos cualidades que se le unieron el día en que, hace algunos años, regando el jardín del obispado cantaba: “Toma mi vida hazla de nuevo, yo quiero ser un vaso nuevo”. A las seis de la mañana tuvo un ataque cardíaco. Cuando lo llevaban a la UCI comentó: “Señor, te cantaba eso… pero no tan pronto por favor…” Ahora sí, el Señor se lo llevo el pasado 16 de noviembre, a los 91 años.