Javierada

Primera Javierada de este Año Javeriano

El pasado domingo, 8 de marzo, la iglesia de Navarra celebró la primera Javierada de este año 2015, enmarcada en el Año Javeriano, proclamado por el Santo Padre.

El tiempo acompañó y miles de peregrinos se dieron cita en Javier, para participar en la Eucaristía que pone fin a la primera Javierada de este año 2015. Con el lema “75 años caminando juntos” cientos de peregrinos, venidos desde todos los rincones de la geografía Navarra, así como de diferentes ciudades de España, se pusieron en marcha para realizar esta peregrinación de fe.

Familias enteras, mayores, jóvenes, grupos parroquiales, amigos… Todos se pudieron ver en la explanada del castillo de Javier, a las diez de la mañana, para participar en la Misa. Antes, los peregrinos participaron en el Via Crucis que partió desde Sangüesa a las ocho de la mañana.

Mons. Francisco Pérez fue el encargado de poner el punto y final a esta Javierada, con la celebración de la Santa Misa en la explanada del castillo. Una Misa a la que se estima que acudieron unas 10.000 personas.

Don Francisco recordó en su homilía la concesión de Año Javeriano, por parte del Santo Padre, en este 75 aniversario de las Javieradas “para que podamos vivir con mayor hondura espiritual y en beneficio de nuestra santidad personal y comunitaria”. Además, el Señor Arzobispo recordó a los allí presentes que “el cumplimiento de los Mandamientos nos lleva al respeto de las personas, a vencer la codicia del dinero o del poder, y a ser honestos y sinceros en nuestras relaciones, a cuidar toda la creación, a fomentar ideales altos, nobles, espirituales…” “Una de las grandes tentaciones que existen hoy, en nuestra sociedad, es la de suplantar a Dios, es decir, la de marginarlo como si todo dependiera del ser humano. A Dios se le deja oculto y olvidado” explicó Mons. Francisco Pérez. A este respecto, animó a los jóvenes a redescubrir y vivir los diez mandamientos de Dios”. “Es momento de decir “sí” a estos diez caminos de amor que nos apartan de los ídolos modernos y nos conducen al Dios vivo y verdadero. Tal vez os encontréis despistados ante tantas propuestas que ofrece nuestra sociedad. Buscad siempre lo auténtico y no os dejéis engañar” añadió. “Mirando a Cristo crucificado por amor y por amor devuelto a la vida, los cristianos aprendemos a tener coraje para amar a Dios sobre todas las cosas y para entregar nuestra vida, si fuera preciso, en favor de nuestros hermanos” explicó el Señor Arzobispo en su homilía. Y terminó diciendo que debían tener a San Francisco Javier como referente en sus vidas, para poder ser tan audaces como él y seguir la llamada a una entrega generosa.

En el marco de la celebración también se leyó una carta enviada por el Papa Francisco en la que animaba a realizar las Javieradas como una oportunidad de reencontrarse con uno mismo e imitar a San Francisco Javier.

Al término de la celebración, cientos de globos de colores se soltaron en el aire, en representación de todos los misioneros navarros repartidos por el mundo. Además, se pidió de modo especial por todos  los que sufren la violencia del terrorismo.

300 guardias civiles, 200 policías forales y personal sanitario han velado por la seguridad de todos los peregrinos. Una primera Javierada marcada por el buen tiempo y en la que no se detectaron incidencias relevantes.

La próxima cita será este sábado, día 14, con la celebración de la segunda Javierada. En esta ocasión, la Misa será presidida por el Cardenal don Fernando Sebastián.

Más información

Leer la homilía de la Primera Javierada