Juramento Y Profesión De Fe Abel Arrieta1

Nuevo Vicario Episcopal para la Enseñanza Religiosa

Es significativo que al frente de una Delegación Diocesana se ponga a un Vicario Episcopal. Demuestra que ha adquirido una importancia grande en la diócesis y que está en la intención del Sr. Arzobispo tenerla muy cerca en sus prioridades. Lo merece en estos momentos la Fundación Diocesana Navarra para la Educación, que engloba varios colegios unificados, y la clase y el profesorado de religión.

Abel Arrieta Azpilicueta fue nombrado Vicario Episcopal para la Enseñanza Religiosa el pasado día 11 de junio. Reunidos el Sr. Arzobispo, el Obispo Auxiliar y miembros de la curia en el salón noble del Arzobispado se realizó el acto de nombramiento oficial. Se inició con el rezo del Ángelus y a continuación el Secretario General hizo un rápido repaso del currículum del  elegido.

D. Abel tiene 43 años y es sacerdote desde hace trece. Es licenciado en Derecho y Teología. Imparte lecciones sobre el Matrimonio en el C.S.E.T. Ha sido miembro del Colegio de Consultores y Delegado de Enseñanza Religiosa desde el año 2009. Ha ejercido su ministerio en varias parroquias. Cintruénigo fue su primer destino como diácono. Después fue Vicario Parroquial en el Padrenuestro de Mendillorri. Ha ejercido como párroco de El Salvador de Pamplona, Artica y administrador de Berriozar. Ahora es Vicario parroquial de las parroquias de San Juan Bautista, San Miguel y San Pedro La Rúa de Estella.

Siguiendo el orden de la sesión se leyó el decreto del nombramiento y a continuación hizo el juramento del cargo y la profesión de fe. El Sr. Arzobispo afirmó en sus palabras de felicitación al nuevo vicario la importancia de cuidar de cerca, coordinar  y potenciar la Fundación de los Colegios Diocesanos de Ntra. Sra. del Puy-Anderaz, Mater Dei- Ayegui, La Milagrosa de Lodosa y el Colegio Sgdo. Corazón de Vera de Bidasoa. Es necesario, dijo, dar respuesta solícita y competente a las familias que piden la educación cristiana en valores auténticos. Hay que ofrecer un grupo selecto de profesores competentes para la clase de religión en las escuelas.

Finalmente respondió el nuevo Vicario con palabras de gratitud al Sr. Arzobispo por la confianza depositada en él y pidiendo oraciones para realizar bien su servicio con la ayuda de Dios.