Viaje Dolomitas

Viaje Dolomitas 2015

Del 28 de junio al 7 de julio más de treinta jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 29 años, capitaneados por el sacerdote Miguel Garísoain, participamos en el viaje a los Dolomitas organizado por la Delegación de Juventud de la diócesis de Pamplona y Tudela.
En nuestro primer día de viaje, antes de llegar a nuestro destino, quisimos hacer una parada en Turín para visitar la casa madre de los salesianos en este año tan especial para la congregación. Aquí pudimos rezar ante la tumba de San Juan Bosco y tuvimos ocasión de conversar con uno de los salesianos responsables del lugar, el cual nos enseñó las distintas estancias y lugares emblemáticos en la vida de Don Bosco.
Una vez instalados en el camping de San Cassiano, situado en el corazón de la Alta Badía, comenzaban cuatro días de alpinismo que nos llevarían a coronar cumbres como la del monte Piz Boè (3.152m) o adentrarnos trincheras excavadas en la montaña, ahí donde los italianos se enfrentaron a los austríacos en la I Guerra Mundial.
Además de estos días de montaña, también pudimos conocer la ciudad austríaca de Innsbruck y finalizar el viaje pasando dos días en Venecia visitando la basílica de San Marcos, con la suerte de dormir en una iglesia situada en el corazón de la ciudad de los canales.
Finalmente en nuestro regreso a Pamplona, hicimos parada en la ciudad de Padua para orar a los pies de San Antonio y visitar las reliquias de San Lucas.
En conclusión, este viaje a los Dolomitas han sido unos días donde, además del buen tiempo, el paisaje y el ocio turístico, hemos podido sentir de manera significativa el pulso de una Iglesia Navarra joven, que camina unida y que es capaz de encontrarse con Dios en la Creación. La montaña y el esfuerzo que ponemos en llegar a ella, nos ofrece la capacidad de reflexionar cara a cara ante Dios, de perseguir metas, de comprobar en persona que para llegar al final no siempre los atajos fáciles son el camino adecuado, y que sin esfuerzo y sin sacrificio no hay éxito posible. Ojalá desde la delegación de juventud se sigan realizando este tipo de viajes que nos ponen en encuentro con el Dios de la vida.

Alejandro Palacios