CONFIRMACIÓN EN LARRAGA

Confirmaciones y Novena de la Milagrosa en Larraga

La comunidad cristiana de Larraga celebramos con gozo y alegría la confirmación de 16 jóvenes. Como viene siendo tradicional, renovamos el acontecimiento de “Pentecostés” en la Fiesta de Cristo Rey. Nuestros jóvenes cristianos se acercan al sacramento del Espíritu en un camino de catequesis continuada desde la infancia. Presidió la celebración el Sr Obispo Auxiliar Don Juan Antonio Aznárez Cobo. Destacó en su predicación la absoluta necesidad del Espíritu de Dios para actuar la Vida en Cristo, y hacerla propia, experiencia personal de Dios que me ama personalmente con misericordia entrañable. Así como instó a los confirmandos a una relación personal y viva con Jesús. Jesús está vivo, y nos da SU VIDA. Sin ocultar los desafíos y dificultades que la vida cristiana conlleva hoy en día, y todavía más para los jóvenes. Solo la Fuerza del Espíritu puede obrar este Verdadero Milagro.
En las mismas fechas, los fieles cristianos de Larraga celebramos un año más la Novena de la Milagrosa. La Asociación de la Medalla de la Milagrosa cuida del culto. Así como la asistencia a los enfermos y misioneros del pueblo en tierras lejanas.
Una tradición vivísima en Larraga, que lejos de apagarse, va a más. Este año ha sido una inmensa bendición la afluencia de fieles: muchos mayores, muchos niños y jóvenes también.
Como conclusión y a modo de reflexión, pongamos en valor la rutina hermosa de tantas parroquias y lugares en “las periferias”. No nos escandalicemos de la rutina gloriosa de la vida cristiana. Rutina viene de “ruta”: un camino con Cristo Vivo en torno al Año Cristiano. Dentro de una pastoral de evangelización y llamada a la conversión: “El vino nuevo, en odres nuevos”. No caigamos en la mentalidad mundana del afán de acumular eventos y vana notoriedad. Por supuesto que debemos organizar eventos y lugares de comunión, desde luego, pero sin escandalizarnos de la fuerza inmensa del “Hogar de Nazaret”.
En este Adviento despertemos a Cristo dormido en nosotros, para salir al encuentro del Señor. Y es que muchas veces en las cosas normales y sencillas, bien vividas, Cristo sale a nuestro encuentro para darnos VIDA Y VIDA EN ABUNDANCIA. Esto no es noticia para el mundo, pero sí para Dios.

Diego Joménez, párroco de Larraga y Miranda del Arga