Anillo Y Pectoral De Don Fernando

Don Fernando dona su pectoral y su anillo al Museo de Roncesvalles

El pasado 19 de febrero, Monseñor Fernando Sebastián Aguilar visitó la Real Colegiata de Roncesvalles. Con motivo de unas conferencias cuaresmales que ofreció en Pamplona, don Fernando aprovechó para visitar a la Virgen de Orreaga.

El cariño de D. Fernando por la Virgen de Roncesvalles ha sido una de las marcas de su paso por Navarra. Y siempre que visita nuestra tierra destina uno de los días a acercarse hasta la Virgen y a compartir amistad y fraternidad con el Cabildo de Orreaga.

Pero en esta ocasión la visita tenía un motivo más hermoso. Hacía tiempo que don Fernando mostró su deseo de donar a este Museo Colegial de Roncesvalles su pectoral y su anillo episcopales. Ambas joyas son recuerdo de su paso por Navarra y tienen para él un significado muy especial. “Quiero que se queden en Navarra y sé que en Roncesvalles las vais a guardar para que puedan ser disfrutadas por todos los navarros”. recordó el Cardenal Sebastián.

La cruz pectoral del don Fernando es una réplica en plata de la cruz de Villamayor de Monjardín. Desde que don Fernando conoció dicha cruz, supo que quería llevar en su pastoreo de la diócesis una réplica de ese crucifijo. Así pues, en la Colegiata serán custodiados estos dos regalos que don Fernando ha traído a Orreaga. Es además su voluntad, como ha señalado, que a su muerte sea traído también a Roncesvalles su anillo cardenalicio.

Después de compartir comida y sobremesa con don Fernando y en un sencillo acto en el oratorio de la comunidad, don Emilio Linzoain, canónigo archivero de Roncesvalles, ha agradecido el detalle que el Sr. Cardenal ha querido tener con Roncesvalles.