Zizur Mayor

Bienvenida a Miguel Garisoain

E l pasado domingo, 5 de junio, a las doce y media del mediodía, en la parroquia de Santa María de la Esperanza de Doniantzu, tomaba posesión, de manos del Señor Arzobispo, D. Francisco Pérez, D. Miguel Garisoain Otero.

Fue una celebración sencilla, pero muy emotiva, que acogió con los brazos abiertos al nuevo párroco, que sustituye en el cargo a don José Ignacio Larragueta.

La ceremonia fue concelebrada además por el párroco saliente, por el entrante, por Santiago Garisoain y por Carlos Soler. Contaron con la ayuda de los monaguillos, atentos y dispuestos, y el seminarista destinado en dicha parroquia de pastoral. El coro parroquial ascendió a los cielos a los fieles con sus cantos, dando importancia al Misterio que se realizaba en el altar, por la comunión de Cristo y la comunión de la Iglesia.

D. Francisco en la homilía habló sobre la importancia de la familia y de las vocaciones sacerdotales, tan escasas en nuestra Diócesis. Exhortó a vivir cristianamente, para que las familias sean fermento y campo de cultivo de numerosas vocaciones.
La iglesia repleta de gente significaba la eclesialidad que sienten en sus corazones, por un pastor destinado a la cura de almas en su parroquia.
Bárbara, una feligresa, dirigió en nombre de toda la parroquia unas palabras emotivas hacia D. Miguel, animándole a entregarse totalmente a su pueblo encomendado. Además, los Scouts realizaron una pancarta que rezaba “Bienvenido Miguel”.

Los fieles de Santa María de la Esperanza de Doniantzu le desean a don Miguel lo mejor en esta nueva andada y nuevo encargo mandado por el Señor al servicio del Pueblo de Dios.