Escalera San Fermín

La escalera de San Fermín

Mons. José Ángel Divassón, obispo salesiano, natural de Artajona que ha ejercido su ministerio en Puerto Ayacucho, Alto Orinoco, Venezuela y que actualmente es obispo emérito, presidió el pasado 6 de junio la celebración del sexto peldaño de la “Escalera de San Fermín”.
Aprovechando que visitaba a su familia de Artajona, aceptó participar en esta celebración tan apreciada por los devotos de San Fermín. Con el templo de San Lorenzo y la Capilla de San Fermín abarrotados de fieles se sintió feliz de contar sus experiencias en las misiones.
GRATITUD AL SR. ARZOBISPO Y A CARITAS
Aprovechó la ocasión para dar públicamente las gracias al Sr. Arzobispo y a Cáritas. “Sentía una obligación muy grande de agradecer las ayudas que me han llegado durante los veinte años que he sido obispo de Puerto Ayacucho”. Gracias a sus ayudas pudo construir un espléndido Centro Pastoral llamado “San Francisco Javier”, así como varias parroquias para las veinte etnias que atendió a lo largo del Alto Orinoco. Especialmente la tribu de los “yanomani”, que “hace cuarenta años estaban en la edad de piedra” y que ha podido desarrollar su cultura y cuentan con varios diáconos. Manifestó su pena por la situación de Venezuela, ya que tuvo que cerrar un colegio por falta de alimentos.
EL MENSAJE DE LAS BIENAVENTURANZAS
Hizo una glosa de las Bienaventuranzas que se habían proclamado en el Evangelio. El mensaje de San Fermín, dijo, es mantener la fe en medio de las dificultades de cada lugar. “Que la gente no pierda la fe a pesar de las contrariedades. El mal se vence a fuerza de bien. Saquemos fuerza del ejemplo de San Fermín, obispo y mártir, que llevó su fe adelante con todas sus consecuencias”.