Ordenación

Ordenación sacerdotal

Rubén Martínez Cuende, del Seminario Diocesano Misionero Redempotoris Mater, fue ordenado sacerdote el pasado 26 de junio. El acto, que fue presidido por el Arzobispo de Pamplona, Don Francisco Pérez, tuvo lugar en el Catedral de Santa María la Real de Pamplona.

En la homilía, don Francisco se mostró muy contento ante la nueva ordenación. “Este acontecimiento de tu ordenación es causa de una enorme alegría para el Seminario Redemptoris Mater, para nuestra diócesis de Pamplona y para la Iglesia entera”, señaló.

Le recordó al nuevo sacerdote que “es siempre la iniciativa de Dios que nos llama y nos da los dones y gracias suficientes para permanecer fieles hasta el final de nuestros días” y que “cada día experimentamos la iniciativa de Dios que nos llama a seguir a Jesucristo, capaz de compadecerse de nuestras flaquezas, que ha pasado la prueba del sufrimiento y puede ayudarnos a pasarla. Y cada día se manifiesta claramente que este caudal de gracia que recibimos no es un privilegio para nosotros”.

Tras la homilía, tuvo lugar la imposición de las manos por parte del Arzobispo, seguido del ungimiento con el Santo Crisma de las manos de Rubén Martínez. Tras estos símbolos, continuó la celebración de la Eucaristía, junto con el nuevo ordenado.

La familia y amigos de Rubén, venidos muchos de ellos desde Burgos, su ciudad natal, felicitaron al nuevo sacerdote, mostrándose muy contentos y emocionados. También le acompañaron sus amigos del Seminario, así como sus formadores y su rector, Jesús Dillana.