Kimbal Conferencia

Familia y escuela: claves para la educación en valores

Los pasados días 21 y 22 de octubre, Robert Kimball, presidente europeo y de la Diócesis de Pamplona del Movimiento Familiar Cristiano, presentó sendas ponencias en la Segunda Conferencia Internacional celebrada en Zagreb, Croacia, con el lema “Familia y escuela: Claves para la educación en valores”. A dicha conferencia, patrocinada por la Presidenta y el Ministerio de Ciencia, Educación y Deportes del gobierno croata, asistieron más de 300 padres de familia, profesores de enseñanza y educadores.

En su primera ponencia, Robert Kimball abordó el tema de la atención pastoral a las familias monoparentales, principalmente compuestas de madres solteras y divorciadas o separadas que tienen a su cargo uno o más hijos. Tras repasar las numerosas dificultades con las que se enfrentan estas mujeres (la falta de apoyo por parte de los padres de sus hijos, los problemas económicos, los considerables obstáculos por reconciliar la jornada laboral con la atención a los hijos en el hogar, la depresión, la baja autoestima, etc.), se comentó que los hijos también sufren las consecuencias de dicha situación, que influyen muy negativamente en su rendimiento escolar y su integración social con chicos/as de su misma edad. A menudo, la incapacidad de la madre por atender debidamente a los hijos da lugar a familias desestructuradas. Para ayudar a las madres de familias monoparentales a afrontar toda esta compleja problemática, Robert Kimball propuso una serie de acciones de apoyo por parte de familias comprometidas con el objeto de suplir la ausencia del padre biológico en el hogar. En este sentido, algunas de dichas familias podrían atender a los hijos de familias desestructuradas durante algunas horas al día, invitarles a celebraciones familiares con motivo de la Navidad, cumpleaños y otras fiestas más importantes, y ayudarles en sus estudios.

La segunda ponencia destacó la necesidad de que nuestros jóvenes adquieran un pensamiento crítico que les permita evaluar con acierto los mensajes, a menudo sesgados y dañinos, que reciben por medio de las redes sociales y otras fuentes del Internet. Planteó la metodología del Ver (Conocer bien la realidad), Juzgar (Valorarla a la luz del Evangelio) y Actuar (Adoptar una postura clara al respecto). Con dicha metodología se pretende prevenir que los jóvenes se dejen arrastrar por contenidos que dificultan enormemente su posterior desarrollo humano y espiritual.