Procesion Virgenes

Pamplona se convirtió en un santuario de misericordia

El domingo 13 de noviembre de 2016, la Diócesis de Pamplona y Tudela clausuró el Año Santo de la Misericordia y lo hizo con un acto histórico, una concentración mariana cargada de emoción, que llevó como lema «Mater Misericordiae». 


El pasado domingo, 13 de noviembre, con motivo de la Clausura del Año de la Misericordia, se celebró en Pamplona una Concentración Mariana «Mater Misericordiae», que reunió a las imágenes marianas más significativas de nuestra Diócesis.

La cita fue un resumen de la tradición y la piedad mariana de todas las zonas de la Diócesis de Pamplona y Tudela. Desde la zona prepirenaica vino la imagen de la Virgen de Rocamador de Sangüesa, acompañada por los Auroros de Sangüesa. De la zona media acudió la Virgen de Ujué y los Hermandad de los Doce de Tafalla, así como los Auroros de Tafalla y pueblos romeros del entorno. De la zona pirenaica participó la Virgen de Roncesvalles. Representando a Tierra Estella acudió la Virgen del Puy y los Auroros de Los Arcos. De la zona Ribera llegó la Virgen del Yugo y la imagen de Santa Ana la vieja, la Virgen y el Niño de Tudela, así como los Auroros de Arguedas. De la Ribera del Ebro participó la Virgen del Olmo de Azagra y los Auroros de esa localidad. Además, se contó con la participación de vírgenes reales como la imagen de Santa María de Ujué, Santa María la Real de Pamplona y la Virgen de Nieva de Peralta, que vino acompañada por los Auroros de la localidad. Y vírgenes devocionales como Nuestra Señora de la Soledad de Pamplona («la Dolorosa») y la Virgen del Camino de la parroquia de San Cernin, acompañadas por los Auroros de Santa María la Real­ de Pamplona. También acudieron la banda de música de Artajona  y la banda «Bake­rías» de Peralta. La marcha fue presidida por el Lignum Crucis de San Miguel de Aralar, en representación de toda la Barranca.

Este importantísimo acto dio comienzo a las cuatro de la tarde desde la Catedral de Pamplona. De allí partía hacia la parroquia de San Lorenzo la imagen de Santa María la Real, acompañada por el Cabildo, seminaristas, miembros de la Hermandad de la Pasión, de la Hermandad del Rocío, del Rosario de los Esclavos, los Auroros de Santa María la Real, la Asociación de la Medalla Milagrosa y grupos scouts. A su paso por San Cernin el cortejo recogió a la virgen del camino.

Minutos después, en la Plaza de las Recoletas, se juntaban con el resto de imágenes venidas desde diferentes puntos de la geografía navarra. Ya en ese momento resultó evidente que el acto iba a ser multitudinario, habida cuenta la cantidad de gente que se acercó a acompañar a las diferentes imágenes con gran fervor religioso y una profunda emoción filial. A las cinco daba comienzo la Marcha Mariana, que recorría la calle Mayor, la plaza del Ayuntamiento, las calles Mercaderes y Curia, hasta llegar al templo catedralicio. La enorme multitud que iba en la procesión se juntó entonces con la que esperaba a las imágenes en la Catedral. La aglomeración de fieles era tal que hubo dificultades para que las imágenes marianas y sus acompañantes entraran en el templo catedralicio. Finalmente, con algunos minutos de retraso, se celebró la Eucaristía de Clausura con la bendición papal.  

La Misa, presidida por el Señor Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, Mons. Francisco Pérez fue un momento clave en esta clausura del Año de la Misericordia. Al inicio de la celebración, el Delegado Diocesano de Religiosidad Popular, Javier Leoz, dio la bienvenida a los fieles, diciendo: «Bienvenidos a esta eucaristía en la que, en el Día del Señor, en el Día de la Diócesis y en esta clausura del Año de la Misericordia, sentimos que venimos acompañados por una de las esencias más nobles, profundas y entrañables de nuestra tierra de Navarra como es la Virgen María. Lo hacemos sabedores de los momentos de dificultades que vivimos en todo ámbito. Pero conscientes que, hoy con el evangelio en la mano, no podemos perder ni la esperanza ni dejar de perseverar como hombres y mujeres de fe».

Durante la homilía, el Arzobispo de Pamplona recordó, por medio de una anécdota, que una madre nunca deja de esperar a sus hijos, y que la Virgen nos invita a ser generosos y a practicar la caridad como viga fundamental de nuestra vida cristiana. En un momento dado, bromeando, dijo el Arzobispo que la Diócesis de Pamplona y Tudela era la mejor de todas las diócesis, «al menos para mí», añadió. El Arzobispo recordó cómo la Iglesia diocesana intenta vivir la misericordia a través de las numerosas instituciones religiosas, que enriquecen la vida de la Diócesis, fijándose especialemente en Cáritas. La parte musical de la Eucaristía corrió a cargo de la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona, dirigida por Aurelio Sagaseta.

Al finalizar la Eucaristía, llegó un momento culminante y emotivo, en el cual las diversas imágenes de la Virgen María dieron dos vueltas a las naves catedralicias, seguidas por el estandarte de cada pueblo y el párroco. En la segunda vuelta, Santa María la Real (a la que acompañaban el Cabildo y el Sr. Arzobispo, Auxiliar y Abades), fue despidiendo una a una por la puerta de la Misericordia a las imágenes. Antes, en nombre de toda Navarra, el ángel de Aralar dio un beso a Santa María la Real de la Catedral de Pamplona.  Mientras la Capilla de la Catedral interpretaba diversas composiciones alusivas. Una vez que la Virgen del Camino y la Dolorosa abandonaran la Catedral se procedió al cierre oficial de la Puerta Santa, con el cual se dio por clausurado el Año de la Misericordia. El público siguió este momento con emoción y silencio.

Como broche de oro a esta jornada, la virgen del Camino y la imagen de la Dolorosa de Pamplona iniciaron el retorno a las parroquias de San Cernin y San Lorenzo, acompañadas por los Auroros de Santa María, la Corte de la Virgen del Camino, Paz y Caridad y de los sacerdotes de sus respectivas parroquias.

Una jornada histórica, que puso de manifiesto la devoción mariana del pueblo de Navarra y su apuesta decidida por hacer presente la Misericordia divina en todas las circunstancias de su vida.

No te pierdas…

Fotos de la apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Pamplona en 2015
Fotos de la procesión mariana por las calles de Pamplona
Fotos de la Eucaristía de clausura del Año de la Misericordia
Fotos de la procesión de las Vírgenes por la Catedral de Pamplona y cierre de la Puerta Santa
Agradecimiento del Delegado Diocesano de Religiosidad Popular, Javier Leoz
Agradecimiento del Arzobispo de Pamplona y Tudela, Mons. Francisco Pérez
Galería de las 12 Vírgenes que participaron en la Concentración Mariana